¿Realmente Necesito un Plan Dental?

hucha verde en una calculadora

Elegir un plan dental puede ser complicado. El plan que usted elija dependerá de su presupuesto y de los tipos y cantidad de atención dental que usted necesite cubrir.

Para algunas personas, sobre todo aquellas que necesitan muy poco tratamiento dental, comprar beneficios dentales podría costar más a largo plazo que pagar directamente a la oficina del dentista. 

Cuando examine un plan, especialmente si no lo proporciona su empleador, sume los costos del plan, incluyendo prima, deducible y copago, junto al porcentaje de gastos extras de tratamiento que usted deberá pagar.

Una vez que sume esos números, vuelva a pensar en sus visitas anteriores al dentista. ¿Ha necesitado intervenciones costosas con frecuencia, o sólo necesita una limpieza regular para mantener sus dientes en buena forma?

Si usted sólo suele necesitar limpiezas regulares y ninguna otra intervención, podría ser más asequible para usted pagar esas limpiezas sin ayuda y no pagar las primas de un plan dental. Hable con su dentista sobre su historial y sus posibles necesidades de atención antes de tomar la decisión. Su salud siempre está cambiando, así que debe revisitar estas conversaciones con su dentista cada año antes de renovar su póliza, o en el momento de elegir sus beneficios cuando lo contraten para un trabajo nuevo, o durante la apertura del periodo de inscripción.

Si se fija, hemos usado el término “plan de beneficios dentales” y no “seguro dental”. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, los planes de beneficios dentales no son en realidad planes de seguros. Generalmente los planes de beneficios dentales no están diseñados para cubrir todas las intervenciones, ni la cobertura de beneficios dentales se basa en lo que usted necesita ni en lo que un dentista recomienda. Esta es la diferencia.  

Más preguntas frecuentes sobre beneficios dentales >>