Pequeñas Sonrisas: Lo Que Debe Saber sobre los Dientes de Leche

Erinn Enany
Case Western Reserve University School of Dental Medicine

¡Sonreir, hacer una mueca o poner cara de felicidad! Los dientes de leche son algo a lo que sonreir. Su pequeño está creciendo rápido y esos dientes de leche estarán en su boca antes de que usted se dé cuenta. Aprenda por qué los dientes de su bebé son importantes y prepárese para cuidarlos, usando la información y los consejos de abajo.

¿Por qué son importantes los Dientes de Leche?

Usted podría preguntarse por qué los dientes de leche son importantes, si se van a caer de la boca después. Los dientes de leche tienen muchos papeles importantes en la boca. Son necesarios para comer, hablar y sonreir. Los dientes de leche también ayudan a guardar espacio en las mandíbulas para los dientes adultos permanentes. Su hijo o su hija perderá su primer diente de leche a alrededor de los 6 años, cuando los dientes adultos empiecen a salir. Si su hijo pierde un diente de leche demasiado pronto, discuta con su dentista las opciones de mantener el espacio correcto en su boca para que el diente adulto salga con normalidad.

¿Cuándo Veré los Dientes de Leche?

Los primeros dientes de leche romperán a través de las encías y saldrán en la boca a alrededor de los 6 meses de edad. Éstos suelen ser los incisivos de abajo. Los últimos dientes de leche salen a alrededor de los 3 años y están al fondo de la boca, en la mandíbula superior. A esta edad, su hijo probablemente tendrá 10 dientes superiores y 10 dientes inferiores.

¿Cómo Debo Cuidar los Dientes de Leche?

Hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudar a cuidar los dientes de leche de su bebé. Esta es una lista de maneras de mantener sana la boca de sus hijos.

  • Cepillar 2 veces al día (mañana y noche) con crema dental fluorada para prevenir las caries. A los recién nacidos, límpieles las encías suavemente con una toallita o gasa húmeda para mantener la boca limpia. Para niños menores de 3 años, use una cantidad de crema dental del tamaño de un grano de arroz. Para niños de 3 años o más, use una cantidad de crema dental del tamaño de un guisante. Ayude a sus hijos a cepillarse los dientes por 2 minutos hasta que esté seguro de que se cepillan bien todos los lados de los dientes.
  • Limpie entre sus dientes a diario una vez que vea dos dientes que se tocan. Esto ayuda a eliminar comida de entre los dientes y bajo las encías. Usar seda dental a diario también ayuda a parar las caries entre los dientes antes de que se formen. Igual que con el cepillado, ayude a sus hijos a limpiarse entre los dientes hasta que puedan hacerlo por sí mismos.
  • Haga visitas regulares al dentista de sus hijos. Tan pronto como vea el primer diente de su bebé, y no más tarde de su primer cumpleaños, visite al dentista para un chequeo. Su dentista podrá decirle si su hijo tiene placa o caries, cuándo esperar la salida del próximo diente de leche y cómo cuidar bien los dientes de su hijo. Además, en algunos estados es obligatorio que les hagan un examen dental a los niños antes de empezar la escuela o al terminar ciertas etapas escolares.
  • Vigile la dieta de sus hijos. Lo que coman y beban sus hijos podría dañar sus dientes de leche. Algunas bebidas como el jugo de fruta y la soda pueden contener mucha azúcar o ser muy ácidas. Además, limite los piscolabis azucarados como las galletitas. El azúcar y el ácido pueden debilitar la capa exterior (esmalte) de los dientes y aumentar el riesgo de caries dental.
  • Pregunte al dentista de sus hijos sobre los selladores. Un sellador es una capa especial que va dentro de las ranuras y hoyos de los molares (muelas) de sus hijos. Los selladores protegen contra la caries en las superficies masticadoras de los dientes. Si su dentista cree que su hijo o su hija tiene riesgo de caries, podría poner selladores sobre sus molares.
  • Pregunte al dentista de sus hijos sobre el tratamiento con flúor. El flúor se encuentra en muchas fuentes de agua pública y cremas dentales, y ayuda a proteger los dientes de la caries. Su dentista podría recomendar también un barniz de flúor para proveer protección adicional contra la caries. La aplicación del barniz de flúor es rápida y sin dolor. Su dentista pintará el tratamiento de flúor (un barniz pegajoso) en la parte superior y los lados de los dientes de su hijo con un pequeño cepillo.