Control de Infecciones

Los procedimientos para control de infecciones son acciones que se toman en entornos de servicios de salud para prevenir la propagación de enfermedades. Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades tienen recomendaciones para el control de infecciones en consultorios dentales. Su dentista se preocupa por su seguridad y trabaja arduamente para prevenir la propagación de infecciones. Antes de que usted entre a la sala de exploración, se han limpiado y desinfectado todas las superficies, como el sillón dental, la lámpara dental, las manijas de los cajones y mostradores. Algunos equipos en los consultorios se cubren con cubiertas protectoras que se reemplazan después de atender a cada paciente. Los artículos no desechables, como las herramientas dentales, se limpian y esterilizan después de atender a cada paciente.

Las herramientas dentales y agujas desechables nunca se reutilizan. Las precauciones para el control de infecciones requieren también que todo el personal involucrado en el cuidado de los pacientes utilice equipo de protección adecuado, como guantes, mascarillas, batas y protección ocular, según sea necesario. Después de atender a cada paciente, se desechan los guantes y mascarillas desechables. Antes de atender al siguiente paciente, todos los miembros del equipo terapéutico se lavan las manos y se ponen un par nuevo de guantes.

Su bienestar es importante para su dentista y sus asistentes. Por eso se implementan procedimientos para el control de infecciones en su consultorio dental.

¿Qué hay del nuevo coronavirus?

Con tantas historias en las noticias, es comprensible que se preocupe sobre el nuevo coronavirus que causa COVID-19. Le informamos que las precauciones que su dentista toma todos los días para prevenir la propagación de infecciones en su consultorio también ayudan a prevenir la propagación de COVID-19.

Si sufre síntomas parecidos a los de la gripe, debe reprogramar su cita.

Si usted o alguien con quien tiene contacto cercano ha viajado recientemente a uno de los países con brotes extensos de COVID-19 (China, Italia, Irán, Corea del Sur), o si ha estado expuesto a alguien a quien le han diagnosticado COVID-19 o que ha estado en cuarentena como medida de precaución, espere 14 días antes de visitar a su dentista, para asegurarse de que no se ha contagiado del coronavirus.

Si usted está sano, no hay necesidad de cancelar su cita programada con su dentista.


Es importante que sepa que la mayoría de las personas infectadas con coronavirus experimentan síntomas parecidos a la gripe y después se recuperan. La mayoría no desarrolla complicaciones respiratorias graves.

Los que están en mayor riesgo de enfermarse de gravedad son los adultos mayores y quienes sufren afecciones médicas subyacentes, como diabetes y enfermedad renal, entre otras. Hasta ahora parece que los niños no se han visto muy afectados.

Estas son algunas cosas que puede hacer por su cuenta para que usted y quienes lo rodean permanezcan sanos:

  • Lávese las manos frecuentemente o utilice un desinfectante para las manos que contenga mínimo un 60 por ciento de alcohol etílico.
  • Evite tocarse la cara, los ojos o la nariz para reducir la propagación de gérmenes.
  • Cúbrase con la parte interior del codo si tose o estornuda. Las infecciones como el coronavirus se propagan a través de pequeñas gotas en la tos y los estornudos.
  • Quédese en casa si se siente enfermo. Si tiene síntomas parecidos a los de la gripe, o cualquier otro, quédese en casa y descanse. Llame a su dentista para reprogramar su cita en otra fecha. Esto reducirá el riesgo de propagar su enfermedad.

Visite el sitio web del CDC para conocer la información más nueva sobre COVID-19.

¡Vea nuestra presentación de diapositivas acerca de control de infecciones de MouthHealthy para más información!