Control de Infecciones

Los procedimientos para control de infecciones son acciones que se toman en entornos de servicios de salud para prevenir la propagación de enfermedades. Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades tienen recomendaciones para el control de infecciones en consultorios dentales. Su dentista se preocupa por su seguridad y trabaja arduamente para prevenir la propagación de infecciones. Antes de que usted entre a la sala de exploración, se han limpiado y desinfectado todas las superficies, como el sillón dental, la lámpara dental, las manijas de los cajones y mostradores. Algunos equipos en los consultorios se cubren con cubiertas protectoras que se reemplazan después de atender a cada paciente. Los artículos no desechables, como las herramientas dentales, se limpian y esterilizan después de atender a cada paciente.

Las herramientas dentales y agujas desechables nunca se reutilizan. Las precauciones para el control de infecciones requieren también que todo el personal involucrado en el cuidado de los pacientes utilice equipo de protección adecuado, como guantes, mascarillas, batas y protección ocular, según sea necesario. Después de atender a cada paciente, se desechan los guantes y mascarillas desechables. Antes de atender al siguiente paciente, todos los miembros del equipo terapéutico se lavan las manos y se ponen un par nuevo de guantes.

Su bienestar es importante para su dentista y sus asistentes. Por eso se implementan procedimientos para el control de infecciones en su consultorio dental.

Aprende más sobre los procedimientos para control de infecciones y COVID-19 en el artículo COVID-19: Qué Esperar Cuando se Vuelva a Abrir el Consultorio de su Dentista.