La Vacuna Contra el VPH y la Salud Oral

Probablemente ha oído hablar de los riesgos de salud causados por el virus del papiloma humano o VPH. Mucha gente se expone al VPH, y el cuerpo generalmente es capaz de combatir la infección por sí mismo en uno o dos años. Sin embargo, otra gente sigue infectada.

Es importante entender que existe una conexión entre el VPH y la salud oral. El VPH también puede infectar la boca y la garganta, y existen algunos tipos de VPH que aumentan el riesgo de ciertos cánceres de la cabeza y el cuello.

El VPH puede ser la causa de cánceres en la orofaringe, que incluye la parte posterior de la garganta, las amígdalas y la base de la lengua. Los estudios muestran que el VPH causa hasta el 70% de estos cánceres en los Estados Unidos. Por suerte, la vacuna contra el VPH es una forma sencilla de proteger a su familia.

¿Quién debe ponerse la vacuna contra el VPH?

La Asociación Dental Americana firmemente apoya la administración de la vacuna contra el VPH como una forma segura y eficaz de reducir el riesgo de infecciones orales del VPH y de los otros cánceres que puede causar.

Siga las directivas para edades y dosis de la vacuna contra el VPH de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

  • Dos dosis de la vacuna son recomendadas para niños y niñas a la edad de 11 o 12 años, aunque tambien pueden ser administradas desde los 9 años.
  • Tres dosis de la vacuna son recomendadas para adolescentes y adultos jóvenes, de 15 a 26 años.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado la vacuna contra el VPH para personas que tengan hasta 45 años, así que no es sólo para niños y adultos jóvenes. Hable con su proveedor de salud sobre la vacuna del VPH.

¿Es segura la vacuna?

La vacuna contra el VPH tiene un buen historial de seguridad. Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), se han administrado más de 170 millones de dosis sin ningún problema de seguridad grave.

¿Tiene algún efecto secundario?

Como con cualquier vacuna, puede haber dolor o enrojecimiento en el brazo después de la inyección. Usted será observado durante unos 15 minutos después de la inyección, así que es buena idea planear de antemano para tener tiempo suficiente.

Los padres y guardianes legales pueden encontrar más información sobre la vacuna contra el VPH en el sitio web de la AAP.

¿Preocupado? Hable con su dentista ahora.

Cuando se trata de salvaguardar su salud oral, su dentista es su mejor recurso. Él/ella puede contestar preguntas sobre enfermedades de la boca, garganta, lengua y las amígdalas y puede ayudarle a entender la ciencia detrás de la vacuna contra el VPH.

¿Necesita encontrar un nuevo dentista?

Aquí puede obtener ayuda.