Fluorosis

La fluorosis dental es la aparición de leves líneas o manchas blancas en los dientes y sólo ocurre cuando los niños pequeños consumen demasiado fluoruro, de cualquier origen, por períodos prolongados, cuando los dientes están formándose bajo las encías. Tras salir los dientes por las encías, no es posible desarrollar fluorosis.

La fluorosis no es una enfermedad y no afecta a la salud de tus dientes. En la mayoría de los casos, el efecto es tan sutil que sólo puede notarlo un dentista al hacer un examen. El tipo de fluorosis presente en Estados Unidos no tiene ningún efecto sobre la función dental y podría hacer los dientes más resistentes a las caries.

Abajo hay cuatro casos típicos de fluorosis leve, vistos en niños participantes en el Estudio de Fluoruro de Iowa.

¿Qué puedo hacer para evitar que mi hijo desarrolle fluorosis?

La posibilidad de desarrollar fluorosis existe hasta los 8 años más o menos, porque los dientes todavía están formándose debajo de las encías. Básicamente, obtener la cantidad adecuada de fluoruro es lo mejor, ni mucho ni poco. Tu dentista, pediatra o médico pueden ayudarte a determinar la cantidad de fluoruro apropiada para tu hijo. Estas son algunas cosas que los padres pueden hacer para ayudar a prevenirla:

Bebes y niños hasta 3 años:

  • Amamanta a tu hijo(a). La Academia Americana de Pediatría recomienda leche materna para todos los bebés (excepto unos pocos para los que se decide que es perjudicial) hasta los 6 meses, luego añadiendo comidas solidas y continuando a amamantar hasta que el bebé tenga por lo menos 12 meses de edad.
  • Si tu bebé es alimentado principalmente con fórmula infantil, consulta a tu médico qué fórmula es la mejor para tu bebé.
  • Cuando los dientes de tu hijo(a) empiecen a salir, lávaselos con cuidado dos veces al día (mañana y noche) o sigue las instrucciones de tu dentista o médico.
  • Supervisa a los niños cuando se laven los dientes para asegurarte de que usan la cantidad adecuada de pasta dental, que debe ser del tamaño de un grano de arroz.

3-8 años de edad:

  • Continúa lavándoles los dientes con cuidado dos veces al día o sigue las instrucciones de un dentista o un médico.
  • Para niños entre 3-6 años, no uses una cantidad de pasta fluorada más grande que un guisante.
  • Muchos casos de fluorosis pueden prevenirse si evitamos que los niños se traguen productos fluorados como la pasta dental fluorada. Vigila a tu hijo mientras se lava para minimizar la cantidad de crema dental que se traga.
  • No uses enjuagues bucales si los niños son menores de 6 años a menos que sea aconsejado por un dentista u otro profesional de la salud. La Asociación Dental Americana no los recomienda a esta edad porque muchos niños menores de 6 años no tienen plenamente desarrollado el reflejo de tragar y podrían tragarse más de lo que escupen.

Suplementos Dietéticos de Fluoruro:

Usa suplementos dietéticos de fluoruro sólo si son recetados por un médico o un dentista. Los suplementos están recomendados para niños entre 6 meses y 16 años que viven en zonas no fluoradas y tienen alto riesgo de desarrollar caries dentales. La receta debe seguir la hoja informativa de suplementos de fluoruro dietético aprobado por la ADA.

Fluoruro en Tu Agua Potable:

  • Según el Acta de Agua Potable Segura, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) requiere que los sistemas de agua pública notifiquen a sus consumidores si el nivel de fluoruro que existe naturalmente excede 2,0 mg/L o partes por millón. Las personas que viven en zonas donde el nivel de fluoruro en agua potable excede 2 partes por millón deben considerar una fuente alternativa o tratamientos caseros para reducir el riesgo de fluorosis en niños pequeños.
  • Aunque la EPA no tiene autoridad para regular los pozos de agua potable privados, recomienda que el agua de pozos privados sea analizada una vez al año. Si tu casa está conectada a un pozo privado, es buena idea analizar el nivel de fluoruro del pozo anualmente, especialmente si hay niños pequeños en casa. Los niveles de flúor existentes naturalmente pueden variar mucho de un sitio a otro. Provee a tu dentista y a tu médico los resultados del examen de agua para que puedan darte información exacta sobre las necesidades de fluoruro de tu familia.

Siguiente: ¿Cuánto sabes sobre el fluoruro? Toma nuestro examen >>

Para más información sobre el fluoruro visita: