Cómo afecta la diabetes a tu sonrisa

By Laura Martin, Case Western Reserve University School of Dental Medicine

¿Sabías que 29,1 millones de personas que viven en Estados Unidos tienen diabetes? Eso es el 9,3% de la población. Aproximadamente 1,7 millones de nuevos casos son diagnosticados cada año, y 8,1 millones de personas que viven con diabetes ni si quiera saben que la tienen.

La diabetes afecta la capacidad de tu cuerpo para procesar azúcar. Toda la comida que consumes es convertida en azúcar y usada para energía. En la diabetes Tipo 1, el cuerpo no produce bastante insulina, una hormona que transporta azúcar desde la sangre a las células que la necesitan para energía. En la diabetes Tipo 2, el cuerpo deja de responder a la insulina. En ambas el resultado son altos niveles de azúcar en sangre.


¿Entonces qué tiene que ver esto con esa sonrisa tuya, y cómo puedes protegerla? Primero, es importante que entiendas los síntomas de la diabetes y el papel que tienen en tu boca.

Síntomas de una diabetes no tratada

Los síntomas de aviso de la diabetes afectan cada parte de tu cuerpo. Tras un examen de sangre, tu médico podría decirte que tienes el azúcar alta en sangre. Puedes sentir sed excesiva o tener que orinar mucho. Pérdida de peso y fatiga son otros síntomas comunes. La diabetes también puede causar que pierdas el conocimiento si tu azúcar en sangre baja demasiado.

Si la diabetes se deja sin tratar, puede dañar tu boca también. De esta manera:

  • Podrías producir menos saliva, causando sequedad de boca. (La boca seca también es provocada por ciertos medicamentos).
  • Como tu saliva protege tus dientes, también tienes mayor riesgo de caries.
  • Las encías pueden inflamarse o sangrar con frecuencia (gingivitis).
  • Podrías tener problemas para degustar la comida.
  • Las heridas podrían tardar mucho en curarse.
  • Podrías ser susceptible a las infecciones dentro de tu boca.
  • En los niños con diabetes, los dientes podrían salir a una edad más temprana de lo normal.

Por qué la gente con diabetes es más propensa a enfermedades periodontales (de las encías)

Todos tenemos más bacterias diminutas viviendo en nuestras bocas que gente hay en este planeta. Si estas bacterias se alojan en tus encías, puedes acabar teniendo una enfermedad periodontal. Esta enfermedad inflamatoria crónica puede destruir tus encías, todos los tejidos que sujetan tus dientes e incluso tus huesos.

La enfermedad periodontal es la más común entre personas que viven con diabetes, afectando a casi un 22% de las personas diagnosticadas. Especialmente con el incremento de la edad, un pobre control de azúcar en sangre aumenta el riesgo de problemas en las encías. De hecho, la gente con diabetes tiene mayor riesgo de problemas en las encías por el pobre control de azúcar. Como todas las infecciones, una enfermedad de las encías seria puede hacer que suba el azúcar en sangre. Esto hace la diabetes difícil de de controlar porque eres más susceptible a las infecciones y menos capaz de luchar contra las bacterias que invaden tus encías.  

Cómo puede ayudar tu dentista a combatir la diabetes

Las visitas regulares al dentista son importantes. Los estudios sugieren que tratar la enfermedad de las encías puede ayudar a mejorar el control de azúcar en sangre en pacientes que viven con diabetes, mermando la progresión de la enfermedad. Practicar una buena higiene oral y las limpiezas profesionales profundas realizadas por un dentista pueden mejorar tu HbA1c. (Esto es un examen de laboratorio que muestra tu nivel medio de azúcar en sangre en los últimos tres meses. Indica si estás controlando bien tu diabetes).

Tu plan de acción dental contra la diabetes

Trabajo en equipo que incluya cuidados personales y cuidados de tu dentista serán beneficiosos para mantener tu sonrisa sana además de potencialmente mermar la progresión de la diabetes. Estas son cinco cosas relacionadas con la salud oral que puedes hacer para tener una salud óptima:

 

Más información en MouthHealthy