¿Los antibióticos ayudarán a tratar mi dolor dental?

Con frecuencia, los antibióticos se recetan para tratar infecciones bacterianas. Cuando se trata de dolores dentales, no obstante, deben evitarse las recetas de antibióticos, excepto si es absolutamente necesario. Al comprender cómo actúan los antibióticos, puede hablar con confianza con su dentista sobre lo que le está causando dolor y cómo mejorarlo.

Entienda sus síntomas

Hable con su dentista sobre sus síntomas. Es probable que sienta dolor dental al comer alimentos fríos o calientes o cuando no está haciendo nada. Todos los analgésicos de venta libre, como ibuprofeno y acetaminofén, pueden aliviar el dolor en la zona afectada y alrededor de ella. Sin embargo, solo su dentista sabe cuándo se debe tratar el dolor con antibióticos.

Conocer la causa del dolor

Si tiene fiebre, es probable que una infección haya traspasado sus límites originales; si este es el caso, un antibiótico puede funcionar. Si tiene una infección que no se ha propagado, puede tratarse en su zona de origen. Por ejemplo, un dolor dental contenido, probablemente no requerirá antibióticos, pero es posible que necesite un tratamiento dental, como un conducto radicular, dependiendo de la gravedad de la infección.

Los medicamentos son de uso personal

No se atrevería a compartir su cepillo de dientes, ¿verdad? Los medicamentos son igual de personales; lo que funciona para una persona puede que no funcione para otra. Los antibióticos recetados para la fiebre de una persona puede que no alivien su dolor dental y le causen efectos secundarios indeseados. Confíe en los profesionales; su dentista sabe lo que funciona mejor para usted.

Efectos secundarios

Si bien los antibióticos son para tratar infecciones dolorosas, pueden aparecer efectos secundarios. Algunos de los efectos secundarios asociados con los antibióticos son candidiasis, náuseas, vómitos y diarrea. Informe a su dentista si usted es alérgico a algún medicamento o si presenta efectos secundarios que no desaparecen.

Ayude a que los antibióticos mantengan su fuerza

El uso excesivo de antibióticos puede hacer que las bacterias se vuelvan difíciles de matar. El uso indebido de antibióticos puede contribuir de forma similar a la propagación de bacterias resistentes a ellos. Tomar antibióticos solo cuando son recetados puede ayudar a que usted y los antibióticos mantengan su fuerza.

Conversar con su dentista sobre los síntomas, métodos para aliviar el dolor y uso correcto de antibióticos puede ayudar a mejorar su salud y la salud de quienes lo rodean.