4 Sorprendentes Lecciones de Salud Dental que Puedes Aprender de tu Automóvil



Cambiar el aceite, echar gasolina e ir al lava autos son cosas que haces sin pensar dos veces para mantener tu automóvil en buena forma. ¿Entonces, qué estás haciendo por tus dientes? La prevención es la mejor medicina cuando se trata de cuidar las cosas de las que más dependes. Obtén el mayor rendimiento de tu boca usando estas estrategias en tu rutina de cuidado dental.

Vigila lo que entra en tu parrilla

La parrilla de un automóvil evita que las cosas dañinas se metan debajo de la capota. Piensa en tu propia parrilla como un sistema de filtrado para todo el cuerpo. La boca de todo el mundo está llena de gérmenes, algunos malos y otros buenos. Los malos pueden causar caries y enfermedades de las encías, lo que puede llevar a perder dientes. Las enfermedades de las encías también están asociadas con otros problemas médicos, como diabetes, enfermedades del corazón y derrame cerebral.

Llena el tanque de gasolina

No pondrías cualquier cosa en tu tanque de gasolina, así que sé consciente de lo que pones en tu boca. Mantén tu motor funcionando con una dieta saludable generosa en fruta y verdura.

Practica el mantenimiento preventivo

Tu automóvil no llegará muy lejos sin aceite limpio ni presión adecuada en los neumáticos. Tus dientes también necesitan cuidado regular. Cepillarse a diario y usar seda dental son las mejores formas de tener tu boca sana.

Ponte a punto

Una puesta a punto puede extender la vida de tu vehículo y detectar pequeñas reparaciones antes de que se vuelvan grandes arreglos. Visitas regulares al dentista y unos buenos hábitos dentales pueden prevenir muchas enfermedades de los dientes y te mantendrán sonriendo durante muchos años.