Parte

Nutrición

Vista del torso de una mujer sosteniendo una ensalada

Ahora más que nunca, es importante tener una dieta equilibrada. Esto se debe al hecho que lo que come durante el embarazo afecta al desarrollo del bebé, incluidos los dientes. Los dientes del bebé comienzan a desarrollarse entre el tercer y el sexto mes de gestación. Se necesita una cantidad suficiente de nutrientes, especialmente las  vitaminas A, C y D, proteínas, calcio y fósforo. Tomar ahora decisiones inteligentes acerca de la comida puede ayudar a que su hijo tenga una boca saludable por vida.

Lo que se puede comer:

Según MyPlate, un sitio web desde el Centro de Política y Promoción de Nutrición, una agencia del Departamento de Agricultura de EE.UU., una dieta equilibrada debe incluir:

  • Frutas y Verduras. Combinados estos deben ser la mitad de lo que usted come todos los días.
  • Cereales. Asegúrese de que al menos la mitad de los granos que consume sean granos integrales, como avena, pan de trigo integral y arroz integral.
  • Productos Lácteos. Elija productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.
  • Las Proteínas Magras. Tome decisiones de proteína magra, como la carne de res magra, pollo sin piel y pescado. Trate de variar sus opciones de proteína para incluir los huevos, frijoles, guisantes y legumbres también. Coma por lo menos 8 onzas de pescado y marisco a la semana.

Trate de resistirse a la necesidad de merendar constantemente. Aunque es normal que una mujer embarazada desee comer más, comer entre horas con frecuencia puede ser una invitación para que aparezca la caries dental. Cuando necesite una merienda, elija alimentos que sean nutritivos para usted y su bebé, como frutas y verduras crudas, yogur o queso. Asegúrese de seguir los consejos de su médico sobre su dieta.