Parte

Las Preocupaciones

Gingivitis del Embarazo

Su boca puede verse afectada por los cambios hormonales que experimente durante su embarazo. Por ejemplo, algunas mujeres desarrollan una afección conocida como "gingivitis del embarazo", una inflamación de las encías que puede causar hinchazón y sensibilidad dolorosa. También es posible que las encías sangren un poquito al cepillarse o al usar la seda dental. Sin tratarse, la gingivitis puede dar lugar a otras formas de la enfermedad de las encías más graves. El dentista podrá recomendar limpiezas más frecuentes con el fin de evitar que esto suceda.

Medicamentos

Hay algunos medicamentos que puede tomar durante y después de un tratamiento dental para estar más cómoda. Informe a su dentista de cualquier medicamento con o sin receta que esté tomando. De este modo, el dentista determinará qué tipo de medicamento, si es necesario, deberá recetarle. El dentista podrá consultar con su médico para determinar los medicamentos, como antibióticos o analgésicos, que puede tomar con seguridad durante el embarazo. Consulte con el dentista y el médico acerca de cualquier duda que tenga. Ambos se preocupan por usted y su bebé.

Radiografía

Es posible que necesite una radiografía si experimente una emergencia dental o necesite el diagnóstico de un problema dental.. Aunque la radiación de una radiografía dental es extremadamente baja, el dentista o higienista la cubrirá con una bata emplomada que minimice la exposición del abdomen. En la consulta del dentista también cubrirán su garganta con un protector de tiroides emplomado para proteger la tiroides de la radiación.

Tumores del Embarazo

En algunas mujeres, aparecen en las encías áreas de crecimiento excesivo de los tejidos que se denominan "tumores del embarazo", principalmente durante el segundo trimestre. Este crecimiento o hinchazón no canceroso se da normalmente entre los dientes y se cree que está relacionado con el exceso de placa. Sangran fácilmente y tiene el aspecto de una frambuesa roja y cruda. Por lo general, desaparece después de dar a luz al bebé, pero si está preocupada, hable con su dentista de quitarlos. Si experimenta este tipo de tumores o cualquier otro cambio en su boca durante el embarazo, consulte al dentista.