Parte

Qué esperar para su salud bucal

 

Ahora que usted está embarazada

El embarazo conlleva muchas responsabilidades-y la higiene bucal no es una excepción. Hable con su dentista acerca de qué tipos de productos para el cuidado oral serán más beneficios para usted. Además de su cepillado y uso de la seda dental de rutina, es posible que desee enjuagarse la boca todas las noches con un enjuague bucal fluorado del mostrador.. Busque el sello de la ADA en las pastas dentales con flúor, cepillos de dientes, seda dental, enjuagues bucales y otros productos de higiene oral. El sello de aprobación le permite saber que el producto cumple los criterios de la ADA de seguridad y eficacia.
 

Hable con su dentista

Para la mayoría de las mujeres, las visitas dentales de rutina son seguros durante el embarazo, pero asegúrese de informar a su consultorio dental en qué etapa del embarazo se encuentre cuando haga su cita. Informe a su dentista si hay algún cambio en los medicamentos que está tomando o si ha recibido algún consejo especial de su médico. Si usted tiene un embarazo de alto riesgo o si tiene alguna otra condición médica, su dentista y su médico puede recomendar que se posponga un tratamiento.
 
Foto de dientes y encías mostrando enfermedad de las encías

Los cambios en la boca

Durante el embarazo, algunas mujeres pueden encontrar que son propensas a la gingivitis del embarazo, una forma leve de la enfermedad de las encías que causa las encías rojas, sensibilidad y dolor. Usted puede prevenir la gingivitis con mantener sus dientes limpios. Su dentista le puede recomendar limpiezas más frecuentes para ayudar a controlar la gingivitis. Si usted nota cualquier cambio en su boca durante el embarazo, consulte a su dentista. Si la gingivitis no es tratada, puede conducir a la enfermedad más grave de las encías.
 

Sí importa la dieta

¿Sabía usted que los dientes de su bebé comenzarán a desarrollarse entre el tercer y el sexto mes? Es por eso que usted necesita una cantidad suficiente de nutrientes, especialmente vitaminas A, C, y D, proteínas, calcio y fósforo. Si bien es normal para la mujer embarazada a tener el deseo de comer más, meriendas frecuentes pueden ser una invitación a la caries dental. Al hacer merienda, elija alimentos que sean bajos en azúcar y nutritivos para usted y su bebé, tales como frutas y verduras crudas, yogur o queso, y asegúrese de seguir los consejos de su médico respecto a la dieta.
 

Los rayos X son seguros

Las radiografías dentales son a veces necesarias si usted sufre una emergencia dental o necesita un problema dental diagnosticada. Su dentista o higienista le cubrirá con un delantal de plomo que minimiza la exposición al abdomen. Su oficina dental también siempre que sea posible cubrirá el cuello con un collar de plomo tiroideo para proteger la tiroides de la radiación.
 

Tratando las nauseas del embarazo

¿Sintiéndose mareada? Si tiene enfermedad de la mañana y está vomitando con frecuencia, trate de enjuagar con una cucharadita de bicarbonato de sodio mezclado con agua. Si es posible, evite cepillarse los dientes inmediatamente después de vomitar cuando los ácidos del estómago entran más veces en contacto con los dientes. Los efectos de la erosión con el tiempo puede causar la disminución del esmalte dental.

 

Después de que nazca su bebé

Continúe cuidando de su boca y la boca de su bebé. Aunque los recién nacidos por lo general no tienen dientes visibles, la mayoría de los dientes de leche comienzan a aparecer por lo general alrededor de seis meses después del nacimiento. Comience a limpiar la boca de su bebé durante los primeros días después del nacimiento frotando las encías con una gasa húmeda o un paño limpio. En cuanto aparezcan los dientes, se puede producir caries.