Nutrición Fundamentos

 

El agua es el mejor

El agua, especialmente el agua fluorada, es la mejor bebida para mantener una buena salud oral. Esto es debido a que el fúor ayuda a hacer los dientes más resistentes a los ataques de ácido que pueden causar la caries. En 2012, casi el 75 por ciento de la población de Estados Unidos tenía acceso a agua fluorada, así que beber el agua del grifo de tu propia cocina puede ayudarte a prevenir problemas dentales.

 

Elija productos lácteos

La leche, y otros productos lácteos como el queso y el yogur, son bajos en azúcar, que puede ser dañina para la salud dental. Además, contienen proteínas y mucho calcio, lo que puede ayudar a fortalecer los dientes.

 

La proteína magra es más saludable

Los alimentos ricos en fósforo como la carne, el pollo, el pescado, la leche y los huevos ayudan a fortalecer los dientes. Estos alimentos también ayudan a proteger y restaurar el esmalte dental.

 

Elija frutas y verduras para picar

Las frutas y las verduras son una parte importante de cualquier dieta equilibrada, y también son buenas para tus dientes. Al ser ricas en agua y fibra, ayudan a equilibrar los azúcares que contienen y ayudan a limpiar los dientes. Masticar también ayuda a estimular la producción de saliva, lo que lava de los dientes los perjudiciales ácidos y las partículas de comida.

 

Nueces nutritivas

Las nueces contienen proteínas y minerales importantes para la salud general. Además, los frutos secos que son bajos en carbohidratos no aumentan el riesgo de caries. ¿Por qué? Debido a que la caries dental es causada por bacterias que producen ácidos que son activados por los carbohidratos. Otro beneficio es que la goma de tuercas estimula la producción de saliva, lo que puede reducir el riesgo de caries dental.