La Verdad sobre Las Bebidas Azucaradas y Tu Sonrisa

Por Ida Gorshteyn,
Estudiante de la Escuela de Odontología de UCLA


Las bebidas azucaradas se han convertido en un placer del que muchos americanos disfrutan a diario. La verdad es que estas bebidas no son saludables, especialmente no para nuestra salud dental o nuestras sonrisas. Todos tenemos bacterias dañinas en la boca que se alimentan de los azúcares que consumimos. Las bacterias obtienen energía del azúcar, pero en el proceso de hacerlo fabrican ácido. El ácido que fabrican puede dañar los dientes, causando que se formen caries o que haya desgaste.

Algunas de las bebidas que los americanos beben más a menudo realmente tienen un montón de azúcar, incluso aquéllas comercializadas como “saludables” o “totalmente naturales.” ¡Si crees que estás a salvo con bebidas como el jugo, piénsalo dos veces! Un vaso de jugo de manzana puede contener una cantidad de azúcar similar a un vaso de soda. Según el Departamento de Agricultura de EE.UU., el azúcar no debe constituir más del 10% de tus calorías diarias. Para las mujeres, eso son 10-15 cucharaditas al día. Para los hombres, son 12,5-18,75 cucharaditas. Sólo un vaso de ese jugo de manzana pondría a muchas personas en (o justo debajo de) su límite total diario.
    
Eliminar las bebidas azucaradas de nuestras dietas sería mejor, pero reducir el número de bebidas azucaradas que consumimos y sustituirlas por opciones más saludables con menos azúcar, es un paso en la dirección correcta. Esta es una lista de bebidas que están llenas de azúcar y otras bebidas que son una mejor elección.

Montones de azúcar
Mejor Elección
 soda agua
 bebidas energéticas
té sin azúcar
 leche chocolatada
leche
 batido de frutas agua con gas sin saborizar
 jugo o ponche de frutas
jugo de frutas diluido

Todas las bebidas en la columna marcada como mejor elección tienen poca o ninguna azúcar. Esto significa que no darán a las bacterias que hay en tu boca la oportunidad de causar problemas y fabricar ácido que pueda dañar tus dientes. El agua también puede contener flúor, que protege los dientes de la caries. El calcio de la leche también ayuda a mantener tus dientes fuertes. Si tú o tus hijos sois alérgicos a la leche de vaca, prueba un sustituto de la leche sin endulzar (como almendras, soja o arroz) con calcio añadido.

Si te parece que no te puedes resistir a tu taza matutina de café o té endulzado, o a tu vaso de jugo, todavía hay cosas que puedes hacer para ayudar a proteger tus dientes. Estas son algunas sugerencias a tener en cuenta.
  • Bebe, no sorbas. Sorber da a las bacterias más tiempo para comerse el azúcar y crear caries. Bebe sin demorarte para darle a tu cuerpo tiempo de limpiar las cosas malas. Bébete el café, el té o la soda sin demorarte en una sentada en vez de sorberlo a lo largo del día. Si le das jugo a tu hijo, dáselo con las comidas y pon solamente agua en el vaso infantil que lleve de un lado a otro.
  • El flúor es tu amigo. Si el agua de tu comunidad es fluorada, bebe agua corriente para mejorar tu salud dental. El flúor protege los dientes y ha reducido el número de caries en todo el país.
  • Cepíllate y limpia entre tus dientes. Cepíllate dos veces al día y limpia entre tus dientes una vez al día. Pregunta a tu dentista cuál es la mejor manera de hacerlo. Ayuda a todos los niños menores de ocho años a cepillarse y a usar la seda dental bien, y asegúrate de ver a tu dentista con frecuencia.
Saber qué bebidas contienen azúcar y que las bebidas endulzadas con azúcar pueden dañar tu salud dental es un buen comienzo. Fija objetivos para que tu familia siga estos consejos. Los buenos hábitos se crean a edad temprana. Ayuda a que tus hijos tomen decisiones saludables sobre qué eligen beber. Da buen ejemplo, y todos en tu familia tendrán unas sonrisas más saludables y un futuro más saludable también.

Más en MouthHealthy