Parte

Nutrición

Fundamentos

Todo el mundo sabe que una dieta equilibrada y nutritiva es esencial para una vida sana. Sin embargo, ¿sabía que los patrones de alimentación y sus elecciones en cuanto a la comida desempeñan un papel importante en la prevención de la caries y la enfermedad de las encías?

Es posible que coma por los ojos primero, pero la boca, los dientes y las encías son más que solo instrumentos para comer. Son esenciales para masticar y tragar, los primeros pasos en el proceso de digestión.
La boca es el punto de contacto inicial del cuerpo con los nutrientes que se consumen. Por tanto, lo que pone en su boca influye no solo en su salud general sino también en la de sus dientes y encías. De hecho, si la alimentación es pobre, los primeros signos suelen aparecer en la salud bucal.

Su nutrición individual y necesidades calóricas dependen de su edad, género, nivel de actividad física y otros factores, pero según MyPlate, un sitio web del Center for Nutrition Policy and Promotion, una agencia del Department of Agriculture de Estados Unidos, una dieta equilibrada y sana debería incluir:

  • Frutas y verduras. combinados, estos deben abarcar la mitad de su plato durante las comidas. 
  • Cereales. al menos la mitad de los cereales que come deberían ser integrales, como la avena, pan de trigo y arroz  integral. 
  • Productos lácteos. seleccione productos lácteos desnatados o sin grasa con más frecuencia.
  • Proteínas. elija proteínas magras, como ternera magra, aves de corral sin piel y pescado. Modifique sus opciones de proteínas para incluir también huevos, habas, guisantes y legumbres. Coma al menos unos 250 g de marisco a la semana.

Además de la dieta, también es importante permanecer activo para disfrutar de una buena salud. Los adultos deberían practicar al menos dos horas y media de actividad física moderada por semana.

Meriendas

Para una buena salud bucodental, se recomienda que la gente limite comer y beber entre comidas.
Naturalmente, a veces comer entre comidas es necesario. Por desgracia, la mayoría de las personas elige alimentos como dulces y patatas fritas, alimentos que pueden dañar los dientes al potenciar la caries. Si come entre horas, realice una elección nutritiva, como queso, yogures, frutas, verduras y frutos secos, para su salud en general y la de sus dientes.

Las dietas y la caries

Los alimentos que ingiere y las bebidas que consume pueden tener una influencia directa sobre la incidencia y progresión de la caries, en función de:

  • La forma de los alimentos: si se trata de alimentos pegajosos o que se disuelven con lentitud es importante.
  • La frecuencia con la que come alimentos y bebidas azucaradas y la frecuencia con la que come o bebe alimentos y bebidas ácidos.
  • La composición nutritiva de los alimentos.
  • La combinación de los alimentos que come y el orden en que los come.
  • Las afecciones médicas que pueda tener, como reflujo GI y trastornos alimentarios, que pueden multiplicar el riesgo de caries y debilitar los dientes.

Las bacterias de la boca se alimentan de hidratos de carbono, por lo tanto, cuando reduce el azúcar, y otras fuentes de hidratos simples que fermentan con facilidad, se reduce el riesgo de caries. Limite los azúcares añadidos en su dieta leyendo el etiquetado de los productos alimenticios a fin de determinar la cantidad de azúcar añadido en un alimento. Ya que los ingredientes figuran en la etiqueta de acuerdo con el peso, de más a menos, si uno de los siguientes términos enumerados aparece como uno de los primeros ingredientes, puede estar seguro de que los alimentos tienen un elevado contenido de azúcar. Otro consejo para localizar fuentes de azúcar: los términos que terminan en "-osa" indican un ingrediente del azúcar.

Estos son algunos azúcares añadidos comunes:

  • Azúcar 
  • Azúcar moreno
  • Azúcar de caña
  • Azúcar glas
  • Azúcar turbinado
  • Azúcar rubia
  • Edulcorantes de maíz
  • Jarabe de maíz 
  • Azúcar de caña cristalizado 
  • Maltosa 
  • Fructosa 
  • Sacarosa 
  • Glucosa 
  • Dextrina 
  • jugo de caña evaporado 
  • Concentrado de jugo de frutas 
  • Miel 
  • Sirope de maíz con alto contenido de fructosa (HFCS) 
  • Azúcar invertido 
  • Jarabe 
  • Jarabe de malta 
  • Sirope de arce 
  • Melaza

Las mejores fuentes de azúcar añadido en la alimentación

  • Porcentaje del consumo de azúcar añadido
  • Bebidas refrescantes, bebidas energéticas, bebidas para deportistas 35.7
  • Postres basados en cereales (pasteles, tartas) 12.9
  • Bebidas a base de frutas 10.5
  • Postres basados en lácteos (helados) 6.5
  • Caramelo 6.1
  • Cereales listos para comer 3.8
  • Azúcares y miel 3.5
  • Té (edulcorado) 3.5
  • Pan con levadura 2.1
  • Todos los demás alimentos 15.4
 Fuente: Dietary Guidelines for Americans, 2010

Alimentos que pueden dañar la salud bucodental

Los alimentos sin calorías como el caramelo (especialmente los caramelos duros o pegajosos como los chupachups, mentas y caramelos masticables), dulces como galletas, pasteles y magdalenas son motivo de especial preocupación, no sólo porque no ofrecen ningún valor nutritivo, sino porque la cantidad y el tipo de azúcar que contienen que puede adherirse a los dientes. Las bacterias de la boca se alimentan de estos azúcares, liberando ácidos, que es lo que provoca la caries.
Las bebidas que contienen azúcar, como los refrescos, la limonada, los jugos y el café o té con azúcar, son especialmente perjudiciales y beberlas provoca un constante baño de azúcar en los dientes, lo que fomenta la caries dental. Aprenda más sobre los efectos dañinos de las bebidas que contienen azúcar del Indiana Dental Assocation's Drink Destroy Teeth. Comida nutritiva pero ácida como los tomates y frutas cítricas pueden tener efecto ácido en el esmalte del diente así que cómalos como parte de una comida, no solos.  Frutas secas, incluídas las pasas, también son buenas opciones para una dieta saludable, pero debido a que son pegajosas y adhieren a los dientes, provocan la producción de los acidos de sarro cosa que hace daño a los dientes mucho después de haberlas comido.  Opte mejor por comer fruta fresca.  

Alimentos que pueden beneficiar la salud bucodental

El queso, la leche, el yogur, el tofu enriquecido con calcio, verduras de hojas verdes y almendras son alimentos que pueden beneficiar la salud dental gracias al calcio y otros nutrientes que aportan. Los alimentos ricos en proteínas, como la carne, las aves de corral, el pescado, la leche y los huevos, son las mejores fuentes de fósforo. Ambos minerales desempeñan un papel determinante en la salud bucodental, ya que protegen y reconstruyen el esmalte dental.

Las frutas y hortalizas son buenas opciones para una sonrisa saludable, ya que tienen un alto contenido de agua y fibra que equilibran los azúcares que contienen y ayudan a limpiar los dientes. Estos alimentos también ayudan a estimular la producción de saliva, que elimina los ácidos de la comida y las partículas de alimentos y contribuye a neutralizar el ácido, protegiendo los dientes de la caries. Además, muchos contienen vitamina C (importante para unas encías sanas y reparación rápida de las heridas) y vitamina A (otro nutriente clave en la construcción del esmalte dental).
Definitivamente, el agua, en particular el agua fluorada, es la mejor bebida para sus dientes.

Sustitutos del azúcar y productos sin azúcar

Los sustitutos del azúcar pueden tener el mismo aspecto y sabor que el azúcar, pero no provocan ácidos que causan la caries que podría dañar los dientes. Hay muchos tipos de sustitutos del azúcar, incluido el aspartamo, eritritol, sacarina, sucralosa, isomalta, sorbitol, acesulfamo de potasio y manitol. Reconocerá algunos de estos nombres en las listas de ingredientes de los paquetes de alimentos ingrediente, o por sus nombres de marca (Splenda, Iguales y Sunett).
Consejos para reducir el riesgo de caries
• Cepíllese los dientes dos veces al día durante dos minutos para eliminar los azúcares y partículas de alimentos de los dientes.
• Limite comer entre horas.
• Reduzca el azúcar añadido de su dieta al mínimo mediante elecciones acertadas en cuanto a la comida y la bebida.
• Incluya productos lácteos, muchas frutas y verduras, y agua en su dieta, todos ellos desempeñan un papel en su salud bucodental.