7 Maneras de que los Niños Se Diviertan Cepillándose los Dientes



Si crees que estás ocupada, ponte en los zapatos de un niño. Además de ir a la escuela, hacer sus actividades y estar con la familia, está aprendiendo formas de cuidarse y de cuidar a otros todos los días.
    
Una de esas habilidades básicas que cualquier niño tiene que aprender es la de cepillarse los dientes.  Ayudar a tu hijo a adquirir el hábito de cepillarse por 2 minutos 2 veces al día no es hazaña pequeña, pero un poco de creatividad puede llegar muy lejos cuando se trata de su salud dental a largo plazo.

¿Necesitas repasar la técnica de cómo lavar los dientes de tu hijo? Mira el video de arriba para aprender   a cepillar los dientes de un niño. ¡Luego, pon manos a la obra! Te explicamos cómo:    

4 minutos de diversión

¡Aparte de poner el cronómetro y supervisar, convierte los 2 minutos 2 x en un evento! Pon la canción favorita tu hijo y sube el volumen o transfórmalo en un baile de 2 minutos. Videos o programas de apoyo también harán que el tiempo pase volando. Prueben a leer un cuento de 2 minutos con sus mejores voces. Hagas lo que hagas, usa la creatividad y suba el volumen para hacerlo divertido.

Empieza una rutina y mantenla

Puedes tener la tentación de dejar que tu hijo  se salte el cepillado tras un día largo o fuera de su horario normal (como las vacaciones), pero sigue con el esfuerzo. Cuanto más automático se vuelva el cepillado, más fácil será para tu hijo cepillarse 2 minutos 2 veces día.

Recompensa el buen comportamiento

¿Qué motiva a tu hijo? Si son las pegatinas, haz una tabla de recompensas y deja que añada una cada vez que se cepilla. Si le gusta leer, déjale elegir el cuento para dormir. Quizá es tan simple como pedirle que te deje ver esa sonrisa sana y decir “estoy tan orgullosa de ti” y seguidamente chocar esos cinco.  

Los personajes cuentan a favor

¿Cuál es el personaje del que tu hijo no se harta? En muchas series y libros infantiles, como Plaza Sésamo, hay cuentos para cepillarse. Vean esas series y lean esos cuentos juntos, así a la hora de cepillarse ese personaje servirá de buen ejemplo.

Invéntate un cuento

¿Ya has encontrado un cuento o personaje que inspire a tu hijo? Invéntate un cuento propio. Tu hijo puede ser el superhéroe que cepille y destruya a los malos que causan las caries.

Vayan de compras

Deja que tu hijo escoja el cepillo y la pasta de dientes que quiera. (Recomendamos las que tienen el Sello de Aceptación de ADA). Elegir un cepillo de dientes de algún personaje puede hacer el cepillado más divertido y las pastas de dientes vienen en sabores y colores variados.

Convierte el cepillado en un asunto familiar

Tus hijos aprenden de ti, así que dales buen ejemplo. La familia que se cepilla junta tiene todavía más razones para sonreír.

Más de MouthHealthy