¿Cuándo Debo Llevar a mi Hijo al Dentista?


¡Tu bebé pasa por momentos importantes todos los días, y su primera visita al dentista es otro momento importante que incluir en su diario!

La primera visita de tu hijo al dentista debe tener lugar después de que aparezca su primer diente, pero no más tarde de su primer cumpleaños. ¿Por qué tan pronto? En cuanto tu bebé tiene dientes, puede desarrollar una caries. Ser dinámico en el tema de la salud dental de tu hijo ahora puede fomentar que tu hijo tenga una sonrisa sana de por vida. (¿Necesitas un dentista? Usa nuestra herramienta Encuentra a un Dentista para encontrar a un dentista local.)

Cómo Prepararse

¡Empieza pronto! Para preparar a tu hijo para la visita, háblale de lo que va a suceder y sé positivo. Haz que tu hijo practique abrir la boca, para que esté preparado o preparada cuando el dentista cuente y chequee sus dientes. Leer libros o ver videos con la temática de visitas al dentista puede así mismo hacer que el niño tenga menos miedo y se sienta más seguro.

Las mamás y los papas pueden prepararse también. Cuando hagas la cita, no es malo pedir de antemano los formularios que hay que rellenar. Puede ser más rápido y fácil que los rellenes en casa en vez de en la consulta del dentista el día de tu visita.  

Haz una lista de preguntas, también. Si a tu hijo le están saliendo los dientes, si se chupa el pulgar o usa el chupete o bobo demasiado, tu dentista puede darte algunos consejos. 

Y tómate el tiempo de ordenar tus propios sentimientos antes de la cita. Quizás tengas problemas con la ansiedad o estés preocupado sobre alguna parte de la visita de tu hijo. Intenta no dejar que el niño sepa que estás preocupado, ya que se le podría contagiar la manera en que te sientes.

Qué Esperar Durante la Visita

El dentista examinará a tu hijo para asegurarse de que sus mandíbulas se están desarrollando de la forma que deben hacerlo. Durante la visita, estarás sentado en el sillón dental con tu hijo en tu regazo si tu hijo no se puede, o no se quiere, sentar en el sillón solo. Una vez que esa parte del examen acabe, el dentista limpiará los dientes de tu hijo y te dará consejos para su cuidado diario. 

Si tu hijo llora o se mueve mucho durante el examen, no te preocupes. ¡Es normal y el equipo dental entiende que esta es una experiencia nueva para tu hijo!

Consejos para una Experiencia Positiva

  • No hagas una cita a la hora de la siesta. En cambio, elige un momento en que tu hijo generalmente esté bien descansado y coopere.
  • Asegúrate de que tu hijo haya comido algo ligero y se cepille los dientes antes de la cita para que no tenga hambre durante la visita.
  • Guarda los piscolabis para después de la visita para que no estén en los dientes de tu hijo durante el examen.
  • Contempla la cita como una visita divertida y feliz. Si tu hijo está molesto durante la visita, ayúdale a tu dentista a calmarlo. ¡Está en tu mismo equipo!