3 Consejos para que las sonrisas estén saludables este verano

El sol del verano trae la diversión del verano. Si bien los meses calentitos son perfectos para pasar tiempo junto a tu familia, las vacaciones de verano también pueden echar por la borda tu usual rutina dental. Estas son tres maneras de evitar que tus dientes se deterioren este verano:

Mantén la rutina

Si tus hijos estén despiertos hasta tarde, ya sea atrapando luciérnagas o viendo los fuegos artificiales, resiste la tentación de que se salten el cepillado antes de irse a dormir, o de dejarlo pasar cuando se levanten a la mañana siguiente. “No te olvides de tu sonrisa en el verano”, nos dice la Dra. Hayes. “Es importante para las familias cepillarse y usar seda dental sistemáticamente, así los niños se mantendrán en camino de estar sanos en las visitas dentales de vuelta al cole”.

No importa cuán ajetreados sean los meses que vienen, supervisa que tus hijos se cepillan 2 minutos dos veces al día con crema dental fluorada. Cosas sencillas como calendarios de cepillado pueden ayudar a que todo el mundo siga la rutina durante el verano. Además, es una oportunidad de pasar más tiempo juntos. Cepillarte junto a tus hijos 2 minutos, dos veces al día los tres meses de verano te da 6 horas extra juntos, así que ¡hazlas lo más divertidas posibles!

Y no te olvides de limpiar entre esos dientes una vez al día. “Tus hijos deben usar seda dental entre dos dientes cualquiera que se toquen”, dice la Dra. Hayes. “Sin embargo, muchos niños no tienen habilidades motoras para usar la seda dental hasta que no tienen 10 años o más”. Si tu hijo necesita ayuda, prueba los diferentes tipos de limpiadores interdentales o pon tus manos sobre las suyas para guiarlo y hacer el trabajo al mismo tiempo. 

Di no a bebidas y piscolabis azucarados

Cuando sube la temperatura, es común que las familias beban y coman en torneos deportivos, festivales o en cualquier evento comunitario. “Vigila la ingesta de limonada, jugo y soda de tu familia”, dice la Dra. Hayes. “Mira las bebidas azucaradas como gustos que puedes darte de vez en cuando, no con frecuencia”.

En cambio, ofrece agua (incluso mejor si tiene flúor) para combatir el calor, o leche para beber en las comidas.

Y, no dejes que el picoteo del verano dañe la sonrisa de tu hijo. “Tomar un descanso de picar entre comidas es sano para los dientes”, dice la Dra. Hayes. “Permite que la saliva bañe tus dientes, lave los restos de comida y se fortalezca”. 

Si estás más tiempo en casa, picotea inteligentemente, y deja que tus hijos te digan cuándo tienen hambre en vez de ofrecerles snacks a lo largo del día. “¡No tendrán miedo de decirte cuándo quieren algo de comer!” dice la doctora.  

Haz cuanto antes la visita dental de vuelta al cole

Algunas escuelas exigen visitas dentales de vuelta al cole para ciertos cursos, y estos chequeos pueden ser una buena manera de asegurar que los dientes de tu hijo se mantienen sanos. Es buena idea hacer la cita de vuelta al cole de tu hijo cuanto antes este verano para evitar la avalancha de agosto y asegurar que consigues la cita que mejor funciona para ti. “Podemos ayudar a identificar y solucionar cualquier problema que haya para que tu hijo no deje de asistir a sus clases cuando empiece la escuela”, dice la Dra. Hayes. “Ir al dentista regularmente puede ayudar a que la sonrisa de tu hijo se mantenga sana todo el año”. 
Más de MouthHealthy: