Parte

Bebés y Niños

Enseñar a los niños unos buenos hábitos de higiene bucal a una edad temprana puede traducirse en una sonrisa sana toda la vida, pero ¿sabía que el hecho de que los bebés no tengan dientes visibles no significa que no puedan tener caries? Los 20 dientes de leche de un bebé ya están presentes en las mandíbulas al nacer. Y esos dientes de leche que empiezan a salir por las encías en torno a los 6 meses ayudan a preparar el terreno para las futuras sonrisas preservando el espacio en la mandíbula para los dientes adultos.

Los dientes de leche importan

Cuando un diente de bebé se pierde demasiado pronto, los dientes permanentes se pueden mover hacia el espacio vacío y dificultar que otros dientes adultos tengan sitio cuando salgan. Esto puede hacer que los dientes se tuerzan o se amontonen. Por eso es importante que los bebés empiecen con un buen cuidado bucal que ayude a proteger sus dientes en las décadas siguientes. La ADA recomienda que los padres lleven a sus hijos al dentista como muy tarde al cumplir un año y, posteriormente, con la frecuencia que recomiende el dentista.

Para aprender más, visite a nuestras otras páginas sobre los Bebés y Niños aquí en MouthHealthy:

Hábitos Saludables 
•Preocupaciones únicas para los niños 
•Consejos de nutrición

A continuación, póngase a prueba con el examen de Realidad o Ficción: Bebés y Niños. Todo se trata de ser MouthHealthy por vida.