Muelas del juicio



Con la edad llega el juicio. Específicamente, las muelas del juicio.

Tu boca pasa por muchos cambios a lo largo de la vida. Un acontecimiento importante que generalmente tiene lugar entre las edades de 17 y 21 años es la aparición de los terceros molares. Tradicionalmente, estas muelas se han llamado muelas del juicio porque aparecen a una edad más madura.

Cuando salen correctamente, unas muelas del juicio sanas pueden ayudarte a masticar. Es normal sentir cierto malestar cuando aparecen las muelas del juicio, pero si sientes dolor, ve al dentista inmediatamente.

¿Sitio para Salir?

Las muelas del juicio pueden causar problemas si no tienen suficiente espacio para emerger o si salen en una posición incorrecta. Si tu dentista dice que tus muelas del juicio están incrustadas, quiere decir que están atrapadas en tu mandíbula o debajo de tus encías.

A medida que las muelas del juicio vayan emergiendo a través de tus encías, tu dentista vigilará la presencia de los siguientes síntomas en tu boca:

  • Muelas del juicio que no están en la posición correcta pueden dejar que la comida quede atrapada. Esto da a las bacterias causantes de la caries oportunidad de crecer.
  • Muelas del juicio que no emergen adecuadamente, lo que puede dificultar el uso de seda dental entre las muelas del juicio y los molares adyacentes.
  • Muelas del juicio que han salido parcialmente pueden dar oportunidad a las bacterias de entrar en las encías e incitar infecciones. Esto asimismo puede causar dolor, hinchazón y rigidez en la mandíbula.
  • Muelas del juicio que no tienen sitio para salir pueden causar que los dientes vecinos se apiñen o se dañen.
  • Una muela del juicio que está incrustada puede formar un quiste en o cerca de la muela impactada. Esto puede dañar las raíces de los dientes adyacentes o destruir el hueso que sujeta tus dientes.

Porqué Tendrían Que Sacarte las Muelas del Juicio

Cada paciente es único, pero en general las muelas del juicio hay que quitarlas cuando existen pruebas de cambios en la boca como:

  • Dolor
  • Infección
  • Quistes
  • Tumores
  • Daño a los dientes adyacentes
  • Enfermedad de las encías
  • Caries (si no es posible o deseable restaurar la muela)

Tu dentista también podría recomendar sacarlas como parte de un tratamiento de frenos u otro proceso dental.

Antes de tomar una decisión, tu dentista examinará tu boca y te hará una radiografía. Juntos, tú y tu dentista discutiréis cuál es el mejor tratamiento.

¿Conservar las Muelas del Juicio?

Las muelas del juicio que no se sacan deben seguir siendo vigiladas debido a que todavía existe el potencial de desarrollar problemas más tarde. Cuando la gente envejece, tiene mayor riesgo de desarrollar problemas de salud y esto incluye problemas en las muelas del juicio. Limpia tus muelas del juicio con seda dental y visita a tu dentista habitualmente, las visitas habituales permitirán evaluar tus muelas del juicio y tu salud en general.