Blanqueamiento: 5 Cosas Que Debes Saber Sobre Poner Brillo a Tu Sonrisa

Cepillarte y usar hilo dental son maneras cotidianas de mantener tus dientes radiantes, blancos y sanos. Sin embargo, si te parece que a tu sonrisa le falta chispa o es más amarilla de lo que era, no estás sola. Cuando la Academia Americana de Odontología Cosmética preguntó a diferentes personas qué era lo que más les gustaría mejorar de sus sonrisas, la respuesta más común fue unos dientes más blancos. Además, según la Academia Americana de Odontología Cosmética casi un 90% de pacientes solicitó blanquear sus dientes.

¿Estás pensando en blanquear tus dientes? Revisa los datos primero. Estas son cinco de las preguntas más frecuentes sobre el proceso.     

¿Por qué mis dientes han cambiado de color?

Con el tiempo, tus dientes pueden ir del blanco a un tono más apagado por varias razones:

Comida y Bebida
El café, el té y el vino tinto son algunos de los principales culpables. ¿Qué tienen en común? Pigmentos de color intenso llamados cromógenos que se pegan a la parte blanca, exterior de los dientes (esmalte).

Uso de Tabaco
Dos químicos en el tabaco manchan obstinadamente: alquitrán y nicotina. El alquitrán es naturalmente oscuro. La nicotina incolora hasta que se mezcla con oxígeno, entonces se vuelve amarilla y mancha las superficies.

Edad
Bajo la blanca y dura capa exterior de tus dientes (esmalte) hay una zona más blanda llamada dentina. Con el tiempo, esta capa de esmalte exterior se hace más fina con el cepillado y se expone la amarillenta dentina.

Trauma
Si te han golpeado la boca, tu diente podría cambiar de color debido a que reacciona a una lesión construyendo más dentina, que es una capa más oscura debajo del esmalte.

Medicamentos
El oscurecimiento puede ser un efecto secundario de antihistamínicos, antipsicóticos o medicamentos para la tensión arterial. Los niños pequeños expuestos a antibióticos como tetraciclina y doxicilina cuando sus dientes se están formando (en el útero o de bebés) pueden sufrir decoloración de dientes permanentes en una etapa posterior de sus vidas. Quimioterapia y radiación en cuello y cabeza también pueden oscurecer los dientes.

¿Cómo funciona el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un proceso simple. Productos blanqueadores que contienen uno de los dos decolorantes dentales (peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida). Estos blanqueadores rompen las manchas en piezas más pequeñas, lo que hace el color menos concentrado y tus dientes más luminosos.

¿El blanqueamiento funciona en todos los dientes?

No, por lo que es importante que hables con tu dentista antes de decidir blanquear tus dientes, ya que los blanqueadores podrían no corregir todos los tipos de decoloración. Por ejemplo, los dientes amarillos probablemente se aclaren bien, los dientes marrones podrían no responder tan bien y lo dientes con tonos grises podrían no aclararse en absoluto. El blanqueador no funciona en fundas, carillas, coronas o empastes. Tampoco es eficaz si la causa de la decoloración son medicamentos o una lesión dental.

¿Cuáles son mis opciones?

Habla con tu dentista antes de empezar. Si eres candidato al blanqueamiento, hay tres formas de volver a poner brillo a tu sonrisa:

Pastas de dientes blanqueadoras
Todas las pastas de dientes ayudan a quitar las manchas superficiales a través de la acción de abrasivos suaves que cepillan los dientes. Busca el Sello de ADA para saber si son seguras las pastas de dientes blanqueadoras que tienen agentes químicos o pulidores especiales para proveer eficacia adicional al quitar las manchas. A diferencia de los decolorantes, estos tipos de productos Aceptados por ADA no cambian el color de los dientes ya que sólo quitan las manchas que hay en la superficie. 

Blanqueamiento en el consultorio dental
Este tratamiento se llama blanqueamiento en el sillón y generalmente requiere solamente de una visita al consultorio. El dentista aplicará un gel protector a tus encías o un escudo de goma para proteger tus encías. Entonces se aplicará el blanqueador a tus dientes. El dentista podría usar una luz especial o láser para aumentar la acción del agente blanqueador.

Blanqueamiento en casa
Los blanqueadores que contienen peróxido blanquean el esmalte dental. Generalmente vienen en forma de gel y se ponen en una bandeja que se ajusta a tus dientes. También puedes usar tiras dentales que se pegan a los dientes. La concentración del agente blanqueador es menor que la que usaría tu dentista.

Lee la declaración de ADA sobre la seguridad y eficacia de los productos blanqueadores dentales.

¿Tiene efectos secundarios el blanqueamiento dental?

Algunas personas que usan blanqueadores podrían experimentar sensibilidad dental. Esto ocurre cuando el peróxido del blanqueador entra a través del esmalte a la capa blanda de dentina e irrita el nervio de tu diente. En la mayoría de los casos la sensibilidad es temporal. Puedes retrasar el tratamiento, luego probar de nuevo.

La sobreutilización de los blanqueadores puede así mismo dañar el esmalte o las encías, así que asegúrate de que sigues las instrucciones y hablas con tu dentista.

 

Más información sobre MouthHealthy

•    Por qué blanquear no es igual que cepillar
•    Envejecimiento y cosmética dental
•    8 maneras de mejorar tu sonrisa