Parte

Rechinamiento de los dientes

“ ¡De lo perdido saca lo que puedas!" Eso es a menudo el consejo que se recibe-o se da-sobre cómo lidiar con el estrés. Si usted lo toma literalmente, el resultado podría ser el hábito de rechinar los dientes o apretar las mandíbulas. Se llama bruxismo, y, a menudo sucede mientras duerme.

El rechinar los dientes puede ser causado no sólo por el estrés y la ansiedad, sino por los trastornos del sueño, una mordida anormal o dientes faltantes o torcidos. Los síntomas de rechinamiento de los dientes incluyen:

  • Los dolores de cabeza sordos
  • La mandíbula dolorosa
  • Los dientes que son dolorosos o sueltos
  • Los dientes fracturados

Su dentista le puede recomendar un protector bucal para proteger sus dientes durante el sueño. En algunos casos, su dentista o médico puede recomendar que tome un relajante muscular antes de acostarse. Si el estrés es la causa, usted necesita encontrar una manera de relajarse. La meditación, la terapia y el ejercicio pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

El rechinar los dientes también es común en los niños. Sin embargo, debido a que sus dientes y mandíbulas cambian y crecen rápidamente no suele ser un hábito dañino que requiere tratamiento y la mayoría lo superan la adolescencia.

Aunque en los adultos rechinar los dientes a menudo es el resultado de la tensión, no siempre es así con los niños. Otras posibles causas de rechinar los dientes en los niños incluyen:

  • Irritación en la boca
  • Las alergias
  • Los dientes mal alineados

Si usted está preocupado acerca del rechinamiento de los dientes de su hijo, pregunte a su dentista acerca de las causas potenciales y, de ser necesario, las posibles soluciones.