Parte

Osteoporosis y La Salud Bucal

Es importante que informe al dentista acerca de todos los medicamentos que toma, ya que ciertos medicamentos pueden influir a la hora de decidir qué tratamiento dental seguir.

En el caso de los agentes inhibidores de la resorción (medicamentos que contribuyen a fortalecer los huesos), estos fármacos se han relacionado con una extraña pero grave afección llamada osteonecrosis de la mandíbula, que puede causar daños graves en el hueso de la mandíbula.

Algunos agentes inhibidores de la resorción, como Fosamax, Actonel, Atelvia, Didronel y Boniva, se toman por vía oral para ayudar a prevenir o tratar la osteoporosis (disminución de la densidad ósea) y la enfermedad ósea de Paget, un trastorno que conlleva la destrucción y el crecimiento anormal de los huesos, lo que puede causar deformidad. Otros agentes, como Boniva IV, Reclast o Prolia, se administran mediante inyección. Se recibe una dosis mayor y más frecuente de estos agentes como parte de las terapias contra el cáncer a fin de aliviar el dolor óseo y la hipercalcemia maligna (niveles de calcio anormalmente altos en la sangre), asociada con el cáncer de mama metastásico, el cáncer de próstata y el mieloma múltiple.

¿Cómo afectan estos medicamentos a los planes de tratamiento dental?

Si bien la osteonecrosis de la mandíbula puede aparecer de forma espontánea, se produce más habitualmente después de los procedimientos dentales que afectan al hueso o los tejidos circundantes (por ejemplo, la extracción de un diente). El dentista le dirá si el tratamiento propuesto afecta a estos tejidos.

No es posible decir quién desarrollará osteonecrosis y quién no. La mayoría de las personas (más del 90%) a las que se les diagnostica osteonecrosis relacionada con los mencionados medicamentos son pacientes con cáncer que están recibiendo o han recibido repetidamente dosis altas mediante inyección. El resto, menos del 10% de las personas con osteonecrosis, recibió dosis mucho menores de dichos medicamentos para el tratamiento de la osteoporosis. Para cualquier persona que inicie un tratamiento contra la osteoporosis con agentes inhibidores de la resorción, puede ser beneficioso consultar con un dentista antes de empezar el tratamiento o poco después. De este modo, usted y su dentista pueden asegurarse de que goza de buena salud bucal para seguir el tratamiento, así como desarrollar un plan para mantener la boca sana durante el mismo.

No suele ser necesario cancelar o aplazar los tratamientos dentales

Los pacientes que toman agentes inhibidores de la resorción para el tratamiento de la osteoporosis por lo general no necesitan evitar o posponer el tratamiento dental. El riesgo de desarrollar osteonecrosis de la mandíbula es muy bajo. Por el contrario, una enfermedad dental no tratada puede avanzar hasta convertirse en algo más grave, quizás hasta afectar al hueso y los tejidos circundantes, y aumentar las posibilidades de que sea necesario un tratamiento más invasivo. Las personas que están tomando agentes inhibidores de la resorción para el tratamiento del cáncer deberían evitar los procedimientos dentales invasivos, si es posible. A ser posible, estos pacientes deberían someterse a un examen dental antes de iniciar la terapia con dichos agentes, de modo que cualquier enfermedad bucal pueda ser tratada. Informe al dentista de que va a someterse a una terapia con estos fármacos. Asimismo, informe a su médico si recientemente se ha sometido a un tratamiento dental.

Hable con su médico antes de suspender la medicación

En general no se recomienda que los pacientes suspendan la medicación contra la osteoporosis. El riesgo de que se debiliten los huesos y de una posible fractura son superiores al de desarrollar osteonecrosis. Hable con su médico antes de dejar de tomar la medicación.

Entre los síntomas de la osteonecrosis de mandíbula se encuentran:

• dolor, hinchazón o infección de las encías o la mandíbula
• encías dañadas o recientemente tratadas que no se curan
• dientes sueltos
• entumecimiento o sensación de pesadez en la mandíbula
• hueso expuesto

Póngase en contacto con su dentista, médico general u oncólogo de inmediato si desarrolla alguno de estos síntomas después de un tratamiento dental.