Cáncer Oral

Los cánceres orales se dividen en dos categorías: los que ocurren en la cavidad oral (los labios, la parte interior de los labios y mejillas, dientes, encías, los dos tercios frontales de la lengua y el piso y el cielo de la boca) y los que ocurren en la orofaringe (la parte media de la garganta, incluyendo las amígdalas y la base de la lengua). Estos cánceres suponen en total el 2,9% de todos los cánceres en Estados Unidos.

La detección precoz puede resultar en un mejor resultado del tratamiento y puede ayudarle a usted o a alguien a quien usted quiere a evitar ser una de las 9.750 personas cuyas vidas arrebata cada año la enfermedad. Entre los que han sido diagnosticados, el índice de supervivencia a los 5 años es aproximadamente del 60%.

¿Dónde puede aparecer el cáncer oral?

La cavidad oral incluye los labios, el revestimiento de las mejillas, las encías, la parte frontal de la lengua, el piso de la boca por debajo de la lengua y el paladar duro que forma el cielo de la boca. La garganta (faringe) empieza en la parte blanda del cielo de la boca y continúa hacia atrás en la garganta. Incluye la sección posterior de la lengua, así como la base donde la lengua se fija al piso de la boca.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer oral?
Es importante tener en cuenta los siguientes signos y síntomas, y visitar a su dentista si no desaparecen en dos semanas.
  • malestar, dolor o irritación que no desaparece
  • manchas rojas o blancas
  • dolor, sensibilidad, o entumecimiento en la boca o en los labios
  • bultos, inflamación, zonas ásperas, áreas con descamación o erosión
  • dificultad para masticar, tragar, hablar o mover la lengua o la mandíbula
  • cambio en la manera en que sus dientes se ajustan entre sí cuando usted cierra la boca

Algunas personas se quejan de dolor en la garganta, con la sensación de tener algo atrancado en ella, entumecimiento, ronquera o cambios en la voz. Si usted tiene alguno de estos síntomas, dígaselo a su dentista, especialmente si lo tiene desde hace dos semanas o más.

¿Cuáles son los factores de riesgo de cáncer oral?

Los investigadores han identificado algunos factores que incrementan el riesgo de desarrollar cáncer oral. Los varones tienen el doble de probabilidades que las mujeres de tener cáncer oral. Los fumadores y aquellos que consumen alcohol en exceso, mayores de 50 años, son los que tienen mayor riesgo.
 
El virus del papiloma humano (VPH), que se transmite sexualmente, se ha asociado también con los cánceres de garganta en la parte posterior de la boca. Los cánceres de cabeza y de cuello con VPH positivo están relacionados con la aparición de cánceres de garganta en adultos no fumadores. Los cánceres de cabeza y cuello con VPH positivo se desarrollan típicamente en la garganta sobre la base de la lengua y en los pliegues de las amígdalas, lo cual hace difícil detectarlos. Aunque las personas con cánceres de VPH positivo tienen un riesgo de muerte o de recaída más bajo que las personas con cánceres de VPH negativo, el diagnóstico precoz está asociado con los mejores resultados. Los chequeos regulares que incluyan el examen de toda la cabeza y el cuello pueden ser vitales para la detección precoz del cáncer.

¿Cómo puede mi dentista ayudar a detectar cáncer oral precozmente?

Durante su examen regular, su dentista le preguntará por los cambios en su historial médico y si usted ha tenido síntomas nuevos o inusuales.
Luego, su dentista chequeará su cavidad oral. Esto incluye sus labios, el revestimiento de las mejillas, la parte frontal de su lengua, el piso de su boca y el cielo de su boca. Su dentista también examinará su garganta (faringe) en la parte blanda en el cielo de su boca, incluyendo las amígdalas, la sección posterior de su lengua y donde su lengua conecta con el piso de su boca. Después, el dentista palpará su mandíbula y su cuello buscando bultos o anormalidades.

¿Qué pasa si mi dentista encuentra algo sospechoso?

Mantenga la calma. Su dentista no podrá saber en seguida si lo que está viendo es canceroso, así que podría enviarle a que le hagan pruebas. O su dentista también podría volver a examinarle en una o dos semanas para ver si los lugares cuestionables están sanando por sí solos antes de recomendar seguimiento adicional. Juntos, usted y su dentista pueden crear la mejor estrategia para el diagnóstico, el tratamiento y la prevención.

¿Qué puedo hacer para prevenir el cáncer oral?

Lo más importante es ser consciente de sus factores de riesgo. Los varones tienen dos veces más probabilidades de desarrollar cáncer oral a medida que envejecen. Si usted fuma, bebe alcohol en exceso o tiene una dieta pobre, cambiar estos hábitos puede disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer oral. 

Ciertas cepas de VPH también pueden ponerle en riesgo. Los CDC recomiendan que chicos y chicas de 11 a 12 años reciban dos dosis de la vacuna del VPH para prevenir los cánceres cervicales y otros cánceres genitales menos comunes. Es posible que la vacuna del VPH pueda prevenir también los cánceres de cabeza y cuello, dado que previene una infección inicial con tipos de VPH que pueden causarlos. Pero los estudios que están actualmente siendo realizados no han recopilado todavía datos suficientes para decir si la vacuna del VPH previene estos cánceres.

Si usted ha tenido cáncer oral antes, tiene más posibilidades de desarrollarlo de nuevo así que siga yendo a las visitas regulares.

Más de MouthHealthy