Boca de meta: Cómo el uso de la metanfetamina afecta la salud dental

Nota: Una imagen gráfica de boca de metanfetamina se puede encontrar en la parte inferior de este artículo. 

La metanfetamina (meta) es una droga peligrosamente adictiva que puede tener graves consecuencias para la salud, como derrame cerebral y daño permanente en el cerebro. También es devastadora para la salud dental, según un estudio de diciembre de 2015 subvencionado por el Instituto Nacional contra el Abuso de Drogas y publicado en la Revista de la Asociación Dental Americana.

La “boca de meta” se caracteriza por un deterioro dental grave y enfermedad de las encías, lo que hace que los dientes se rompan o se caigan. Un examen bucal de 571 usuarios de meta mostró que:

  • el 96% tenía caries
  • el 58% sufría descomposición dental no tratada
  • al 31% le faltaban seis dientes o más

La metanfetamina puede provocar que los dientes se descompongan porque es ácida y reduce la cantidad de saliva producida en tu boca. Una causa del deterioro dental relacionado con la metanfetamina podría ser la misma naturaleza ácida de la droga. La meta también provoca que tu boca produzca menos saliva, lo que significa que hay menos saliva para lavar la bacteria que causa la caries.

El estudio concluyó que cuanta más meta use una persona, peor será su deterioro dental. Personas de 30 años o más, mujeres y fumadores parecían tener mayor deterioro dental y enfermedad de las encías.

Beber gaseosa también puede ser un factor de riesgo para los usuarios de metanfetamina, según un estudio de abril de 2015 en la Revista de Higiene Dental.

La metanfetamina, también conocida como speed, hielo, cristal, arranque, vidrio o tiza, puede ser fumada, inhalada, inyectada o tomada en forma de píldora y es altamente adictiva. El subidón (que causa al cerebro sentir placer intenso) puede durar hasta 12 horas. Algunos consumidores describen sus dientes como ennegrecidos, manchados, podridos, rotos o que se caen”. A menudo, los dientes no se pueden salvar y deben ser extraídos. La extensa caries suele estar causada por una combinación de cambios psicológicos y fisiológicos inducidos por la droga que provoca sequedad bucal y largos periodos de escasa higiene bucal.

A corto plazo, la meta puede causar ahogo, nausea, vómitos diarrea, insomnio, hiperactividad, disminución del apetito, temblores y dificultad para respirar. A la larga, la meta puede causar latidos irregulares del corazón, presión alta, derrame cerebral, comportamiento violento, ansiedad, confusión, paranoia, alucinaciones y delirios. También puede impactar la capacidad de aprender a largo plazo.

Aunque en declive nacional, el uso de meta sigue siendo elevado en ciertas aéreas del país, como el Oeste y el Medio-oeste. Según la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud de 2012, 1,2 millones de personas dijeron haber usado metanfetaminas el año pasado; 440.000 las usaron el mes pasado.

Si tú o algún ser querido tienen problemas de adicción a la meta, llama al Teléfono de Servicios contra el Abuso de Sustancias y Salud Mental al 1-800-662-HELP (4357) o encuentra tratamiento en internet.

 Meth mouth