Parte

Emergencias médicas

Cientos de miles de pacientes ven a su dentista cada día de manera segura. Sin embargo, las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar, y la oficina dental no es una excepción.

Como profesionales de la salud, los dentistas están entrenados en la escuela para atender emergencias médicas. Cursos de educación continua están disponibles para ayudarles a revisar y estar al día con las respuestas a las emergencias en la oficina.

Usted juega un papel importante en ayudar a su dentista ofrecer la atención más segura posible. Siempre informe a su dentista sobre cualquier problema de salud que usted o su niño puede tener incluyendo alergias, asma, diabetes u otros problemas de mantener los niveles de azúcar en la sangre, presión arterial o problemas cardiacos, o cualquier otra condición médica, aunque parezcan pocos importantes o no relacionados con el cuidado dental.

Su dentista puede utilizar o recetar una serie de medicamentos como parte de su tratamiento, así que es importante que él o ella sepa de cualquier medicamento que usted o que su hijo esté tomando. Esto incluye tantos medicamentos con como sin receta. También debe informar a su dentista si esté tomando cualquier tipo de vitaminas o suplementos. Las emergencias no son previstas, pero su manejo lo puede ser. Si usted tiene preocupaciones acerca de las emergencias médicas en el consultorio dental, hable con su dentista. Él o ella puede explicar los preparativos para tratar con lo inesperado.

Asegúrese de hablar con su dentista acerca de cómo proteger y disponer de los medicamentos no utilizados, no deseados o caducados, adecuadamente, especialmente si hay niños en el hogar. Además, tome el tiempo para hablar con sus hijos sobre los peligros de usar medicamentos recetados para propósitos no médicos.