12 Consejos Para Un Halloween Saludable

Halloween está a la vuelta de la esquina, lo que para la mayoría de los niños quiere decir bolsas de caramelos gratis y la oportunidad de almacenar una reserva de dulces para el invierno. No es una sorpresa, Halloween puede crear varios desafíos sanitarios y de seguridad para los padres. “No pasa nada por comer caramelos en Halloween, pero es importante tener un plan”, dice la Dr. Ana Paula Ferraz-Dougherty, dentista de ADA.

Estas son 12 maneras de ayudar a tu familia a tener una boca sana en Halloween y el resto del año.

Hazlo En El Momento Justo

Come los dulces de Halloween (y otros alimentos azucarados) con las comidas o poco después de comer. La producción de saliva aumenta durante las comidas. Esto ayuda a contrarrestar los ácidos producidos por las bacterias que hay en tu boca y lava las partículas de comida.

Aléjate de Piscolabis Azucarados

Picar entre comidas puede aumentar el riesgo de caries y el problema es doble si picas muchas golosinas azucaradas del cuenco de los dulces. “Picar dulces a lo largo del día no es lo ideal para tu salud dental ni para tu dieta”, dice la Dra. Ferraz-Dougherty

Elige Los Dulces Con Cuidado

Evita caramelos duros y otros dulces que se tienen en la boca mucho tiempo. Aparte de la frecuencia con que picas, el tiempo que la comida azucarada permanece en tu boca tiene un papel importante en el desarrollo de la caries. A menos que sea un producto sin azúcar, los caramelos que se tienen en la boca mucho tiempo someten a los dientes a un mayor riesgo de caries.

Evita Situaciones Pegajosas

Las golosinas pegajosas se adhieren a tus dientes. Cuanto más pegajosas son las golosinas, como los ositos gomosos masticables, más tiempo tarda tu saliva en lavarlas de la boca, aumentando el riesgo de caries.

Ten Un Plan

Esas golosinas son tentadoras, pero tus dientes te agradecerán que limites sus reservas. “Pide a tu familia que elija las que sean sus favoritas y dona el resto”, dice la Dra. Ferraz-Dougherty. “Busca organizaciones que ayuden a donar tus golosinas a las tropas en el extranjero, como Operation Gratitude, o pregunta a tu dentista si tiene un programa de recogida de dulces”.

Bebe Más Agua

Beber agua fluorada puede ayudar a prevenir la caries dental. Si eliges beber agua embotellada, busca la clase de agua que sea fluorada.

Mantén Una Dieta Saludable

Tu cuerpo es una máquina compleja. Los alimentos que elijas como combustible y la frecuencia con la que "repostes" afecta tu salud general y la de tus dientes y encías.

Aléjate de Bebidas Azucaradas

Esto incluye soda, bebidas deportivas y aguas saborizadas. Cuando los dientes entran en contacto frecuente con bebidas que contienen azúcar, se incrementa el riesgo de caries dental.

Masca Chicle con el Sello de ADA

Los chicles sin azúcar que mascas en los 20 minutos posteriores a las comidas reducen el riesgo de caries al estimular la producción de saliva que enjuague restos de comida y neutralice ácidos producidos por bacterias. “Hasta debes plantearte regalar chicle sin azúcar en vez de caramelos”, dice la Dra. Ferraz-Dougherty.

Cepíllate Dos Veces al Día

Cepilla tus dientes dos veces al día con una pasta de dientes aprobada por ADA. Acuérdate de reemplazar tu cepillo de dientes cada tres o cuatro meses si las cerdas están gastadas. Un cepillo de dientes deshilachado no limpiará tus dientes tan bien.  

Limpia Entre Tus Dientes

Usa la seda dental para limpiar entre tus dientes una vez al día. Las bacterias causantes de la caries se meten entre los dientes donde las cerdas de tu cepillo dental no pueden alcanzar. Usar seda dental ayuda a eliminar placa y partículas de comida que quedan entre los dientes y debajo de la línea de las encías.

Visita A Un Dentista de ADA

Las visitas regulares a un dentista miembro de ADA pueden ayudar a prevenir los problemas de los dientes antes de que ocurran o encontrarlos en sus etapas iniciales, cuando todavía son fáciles de "tratar".

Más de MouthHealthy