Usar Hilo (Seda) Dental



Aunque algunos han cuestionado los beneficios de limpiar entre los dientes, el uso de un limpiador interdental (como la seda dental) es parte esencial del cuidado de tus dientes y encías. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. dijo que limpiar entre los dientes es "una importante práctica para la higiene oral" en un comunicado en Agosto de 2016.

La Asociación Dental Americana recomienda limpiar entre los dientes una vez al día. Limpiar entre los dientes puede ayudar a prevenir la caries y la enfermedad de las encías. Limpiar entre los dientes ayuda a sacar una película pegajosa llamada placa. La placa contiene bacterias que se alimentan de restos de comida o de azúcar que hay en tu boca. Cuando esto ocurre, se libera un ácido que puede carcomer la capa exterior de tus dientes y causarte caries.

La placa dental que no es eliminada cepillándose o limpiando entre los dientes puede con el tiempo endurecerse y formar una sustancia heterogénea llamada tártaro (o cálculo). El tártaro se acumula sobre la línea de las encías y ocasiona la enfermedad periodontal. Una vez que se forma, sólo tu dentista puede sacarlo.

¿Qué debo usar para limpiar entre mis dientes?

Existen varias opciones para limpiar entre los dientes. Puedes elegir usar seda dental u otro producto específicamente hecho con este propósito como un palillo dental, seda pre-enhebrada, cepillitos que caben entre los dientes o un borrador de placa de madera. Pregúntale a tu dentista cómo usarlos apropiadamente para no dañar tus encías. Podría ser que simplemente debas probar otro tipo de seda dental: con cera, sin cera, gruesa o confortable. Sigue usándola y habrás adoptado un hábito saludable de por vida.

Los irrigadores de agua también sirven para limpiar entre los dientes y son una buena opción si tienes problemas al hacerlo a mano o si te han hecho alguna intervención dental que hace difícil el uso de seda dental, como frenos o puentes fijos o permanentes.
 
Pregunta a tu dentista qué tipo de productos de cuidado dental son más apropiados para ti. Busca productos que tengan el Sello de Aprobación de ADA y así sabrás que su seguridad y eficacia han sido evaluadas. Los productos con el Sello de Aprobación de ADA actualmente incluyen seda dental, borrador de placa de madera e irrigador de agua.

¿Cuál es mejor momento para limpiar entre mis dientes, antes o después de cepillarme?

Lo más importante de limpiar entre los dientes es hacerlo. Siempre que hagas un trabajo a fondo, no importa cuándo. Elige un momento del día en que tengas un par de minutos extra para dedicarle a tu cuidado dental. Quienes se sientan demasiado cansados para hacerlo al final del día, pueden beneficiarse de limpiar entre sus dientes a primera hora de la mañana o tras el almuerzo. A otros podría gustarles irse a la cama con los dientes limpios.   

¡Y no te olvides de que los niños deben limpiarse entre los dientes también! Empieza tan pronto como tu hijo tenga dos dientes que se toquen. Ya que limpiar entre los dientes requiere más destreza manual de la que tienen los niños muy pequeños, usualmente no serán capaces limpiarlos a fondo por si solos hasta los 10 u 11 años.

Recuerda que limpiar entre los dientes no debe ser doloroso. Si lo haces demasiado fuerte, podrías dañar el tejido que hay entre tus dientes. Si lo haces demasiado flojo, podrías no estar sacando toda la comida. Es normal sentir cierta incomodidad cuando empiezas a hacerlo, pero sigue haciéndolo. Con el cepillado y la limpieza entre los dientes a diario, esa incomodidad debe  aliviarse en una semana o dos. Si el dolor persiste, habla con tu dentista.