Parte

Empastes de composite

Los empastes diseñados para coincidir con el color de los dientes se llaman composites. Son una mezcla de material de relleno de vidrio o cuarzo que ofrece gran durabilidad y resistencia a las fracturas en restauraciones pequeñas o medianas que deben soportar una presión moderada al masticar. Se utilizan tanto en los dientes de delante como en los de detrás.

Los composites se "pegan" o adhieren en una caries. Esto permite al dentista llevar a cabo una reparación más conservadora del diente, es decir, elimina menos estructura dental cuando prepara el diente. De este modo, el empaste es menor que cuando se trata de un empaste de metal (amalgama).

Por lo general, se tarda más tiempo en insertar un empaste de composite que uno de metal. Esto se debe a que los empastes de composite requieren que el diente esté limpio y seco mientras se rellena la caries.