Temporada de frío y gripe: Cinco formas de cuidar de su boca cuando está enfermo

Cuando no se siente bien, el, Dr. Gene Romo dentista de la ADA, dice que hay algo que siempre lo ayuda a sentirse un poco mejor. “Cepillarme los dientes cuando estoy enfermo me hace sentir mejor”, dice. “Siento la boca limpia y, en cierta forma, siento que mi salud comienza a mejorar”.

Cuando está resfriado o engripado, cuidar del cuerpo es la máxima prioridad, y eso incluye la boca. “Es importante cuidar de la salud dental todo el año, pero especialmente cuando uno está enfermo”, afirma el Dr. Romo.

Estas son algunas formas simples de cuidar de la salud dental cuando no se siente bien: 

Mantenga una buena higiene

Cuando esté enfermo, sepa cómo cubrirse la boca cuando tose y estornuda. Además, no debe olvidarse de mantener una buena higiene dental y del cepillo de dientes. 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el virus de la gripe puede vivir en superficies húmedas por 72 horas. “La regla principal es no compartir el cepillo de dientes bajo ninguna circunstancia, pero especialmente cuando uno está enfermo”, expresa el Dr. Romo. 

Probablemente no será necesario cambiar el cepillo de dientes después de haber estado enfermo. A menos que su sistema inmunitario esté gravemente comprometido, las posibilidades de volver a infectarse son muy bajas. “Pero ante la duda, tírelo”, dice el Dr. Romo. “Especialmente si lo ha usado por 3 o 4 meses, ya que es momento de reemplazarlo de todas formas”.

Elija pastillas para la tos sin azúcar

Lea la etiqueta antes de agarrar una bolsa al azar en la farmacia, para evitar ingredientes como la fructosa o el jarabe de maíz. “Muchas pastillas para la tos contienen azúcar y saben a caramelo”, dice el Dr. Romo. “Pero el azúcar es el culpable de las caries”. Mientras más tiempo tenga una pastilla para la tos con azúcar en la boca, más tiempo tienen las bacterias que causan las caries para deleitarse con ese azúcar, que produce el ácido que puede generar orificios en los dientes.

Hágase buches y escupa después de vomitar

Uno de los efectos secundarios desagradables de la gripe estomacal, entre otras enfermedades, son los vómitos. Es posible que tenga la necesidad de lavarse los dientes de inmediato, pero el Dr. Romo afirma que, en verdad, es mejor esperar. “Al vomitar, los ácidos estomacales entran en contacto con los dientes y los recubren”, dice. “Si los lava demasiado pronto, frotará ese ácido por todo el recubrimiento duro externo de los dientes”.

En su lugar, hágase buches con agua, con un enjuague bucal diluido o con una mezcla de agua con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio para ayudar a eliminar el ácido. Escupa y espere alrededor de 30 minutos para cepillarse los dientes.

Manténgase hidratado para evitar la sequedad en la boca

Cuando está enfermo, necesita una gran cantidad de líquido por muchos motivos. Uno de ellos es evitar la sequedad en la boca. No solo es molesta, sino que la sequedad en la boca aumenta el riesgo de que se generen caries. Los medicamentos que podría estar tomando para un resfriado o una gripe, como antihistamínicos, descongestivos o analgésicos, también pueden secar su boca, por lo que debe beber mucha agua y consumir pastillas para la tos, para la garganta o caramelos sin azúcar para mantener el flujo de saliva.

Elija los líquidos adecuados

Para la boca y el cuerpo, hay una bebida que es siempre la mejor opción. “Lo más seguro es beber agua”, dice el Dr. Romo. “Puede ingerir bebidas deportivas para reponer electrolitos cuando está enfermo, pero bébalas con moderación y no lo convierta en un hábito una vez que se recupere ya que, a menos que vengan en una versión sin azúcar, contienen una gran cantidad de azúcar”.

También podría beber algo caliente. “Cuando está resfriado o engripado, es posible que quiera beber algo reconfortante para sobrellevar este estado, como un té”, dice. “Intente no agregarle azúcar ni limón, si puede evitarlo. El azúcar ayuda a alimentar las bacterias que causan caries, y el limón es ácido. Esto es algo que debe recordar cuando se sienta nuevamente al 100 %”.