Parte

Labio Leporino y Paladar Hendido

El labio leporino es un defecto de nacimiento en el que las partes de la cara que forman la parte superior del labio permanecen divididas, en lugar de sellarse antes del nacimiento. Pueden ocurrir divisiones similares en el paladar. El labio leporino y el paladar hendido se pueden dar por separado o juntos en la misma persona (labio leporino y paladar hendido). El labio leporino y el paladar hendido aparecen en etapas tempranas del desarrollo fetal. El defecto puede ser genético o la consecuencia de factores medioambientales a los que ha estado expuesta la madre durante el embarazo.

Además de afectar al aspecto de la cara, el labio leporino y el paladar hendido conllevan una serie de dificultades, por ejemplo:

• dificultad al comer
• trastornos en el habla
• infecciones de oído
• dientes mal alineados

Es posible corregir tanto el labio leporino como el paladar hendido mediante una intervención quirúrgica que suele practicarse entre los 3 y 6 meses. Según la gravedad del defecto, puede ser necesaria más de una operación.
El labio leporino y el paladar hendido se diagnostican normalmente al nacer, aunque un hendimiento leve del paladar puede pasar desapercibido en un primer momento. Hable con su médico y dentista para solicitar un reconocimiento y más información acerca de los posibles tratamientos si se sospecha de un labio leporino o paladar hendido.