Parte

Coronas

Si desea una sonrisa espectacular, es posible que necesite una corona para cubrir un diente y ayudarle a recuperar su forma y tamaño normales. Una corona puede fortalecer un diente y mejorar su aspecto.

Una corona puede contribuir a fortalecer un diente con un gran empaste cuando no queda suficiente diente para sujetar el empaste. Las coronas también se pueden utilizar para sujetar puentes, evitar que un diente débil se rompa o restaurar uno que ya está roto. La corona es una buena forma de cubrir los dientes que han perdido el color o que no tienen una forma correcta. También se utiliza para cubrir un implante dental.

Si su dentista le recomienda una corona, es probable que sea para corregir uno de estos problemas. La principal preocupación del dentista, al igual que la suya, es ayudarle a mantener unos dientes sanos y una sonrisa brillante.