Parte

Conducta

Cuando usted visita a un dentista miembro de la Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés), usted puede sentirse tranquilo porque su dentista ha prometido seguir los amplios Principios de Ética y el Código de Conducta Profesional de la ADA. Todos los dentistas miembros de la ADA han prometido ejercer de acuerdo al Código de la ADA, y este código cubre cinco principios básicos: respeto por sus necesidades y deseos como paciente, no causar daño, hacer siempre el bien, y tratar a todas las personas con ecuanimidad y honradez.

La relación entre paciente y médico está basada en la confianza y la seguridad que usted siente, y muchas acciones específicas y salvaguardas. Abajo aparecen sólo unas cuantas aéreas del Código de la ADA que puede usted esperar que siga su dentista miembro de la ADA. Si tiene usted alguna razón para creer que un dentista miembro de la ADA ha actuado con poca ética, debe ponerse en contacto con la asociación dental de su estado. En la mayoría de los casos, la asociación dental decidirá si es necesario aplicar cargos formales y llevar a cabo una audiencia disciplinaria.

Historial de los Pacientes
Todos los dentistas mantienen historiales sanitarios y están obligados a mantener la confidencialidad de esos historiales. Incluso si usted decide cambiar de dentista, su dentista anterior debe seguir manteniendo esta información confidencial.

Educación
Generalmente, se necesitan siete años de estudios universitarios para ser dentista general. Después de terminar su capacitación, para poder ejercer, los dentistas deben pasar un examen escrito nacional y otro examen estatal o regional que les otorgará una licencia clínica. Para conservar sus licencias, deben cumplir requisitos de educación continua durante el resto de sus carreras profesionales y así estar al día en los últimos avances clínicos y científicos. Capacitación adicional a nivel post-graduado es necesaria para ser dentista especialista tal como ortodoncista, periodoncista, endodoncista o cirujano oral y maxilofacial.

Selección de los Pacientes
Ningún dentista puede negarse a aceptar pacientes en su consultorio o a no brindar servicios dentales discriminando por raza, creencias, color de la piel, sexo u origen nacional. Los dentistas también tienen la obligación de tratar a todas las personas de manera justa y de proveer cuidados a las personas necesitadas sin importar su condición médica.

Emergencias
Se espera que los dentistas hagan arreglos razonables para el cuidado urgente de sus pacientes.

Referidos
Algunas veces, podría ser necesario que su dentista lo envíe a un especialista o a otro dentista con más conocimientos y experiencia en el tratamiento que usted necesita. El dentista remitente no debe tener intereses financieros en el tratamiento recomendado.

Discapacitación Personal
No es ético para un dentista ejercer bajo la influencia de sustancias controladas, alcohol u otros agentes químicos que afecten su capacidad para ejercer la odontología.

Capacidad para Ejercer
Un dentista que contrae una enfermedad o queda discapacitado de cualquier manera que pueda poner en peligro a sus pacientes o a su personal dental debe limitar sus actividades a la práctica en aquellas áreas que no pongan en peligro a sus pacientes o a su personal dental.

Control de Infecciones
Todos los dentistas tienen la obligación ética de informar inmediatamente de ello a cualquier paciente que pueda haber estado expuesto a sangre o material potencialmente infeccioso en su oficina dental. Si un paciente ha estado expuesto, el dentista deberá enviar inmediatamente al paciente a un profesional médico cualificado.

Relaciones Personales
Los dentistas deben evitar relaciones interpersonales que perjudiquen su criterio profesional o pongan en riesgo la posibilidad de explotar la confianza puesta en ellos por un paciente.

Abuso y Negligencia
Se espera que los dentistas estén familiarizados con los signos de abuso y negligencia y que denuncien los casos sospechosos a las autoridades pertinentes, siguiendo las leyes estatales.

Confianza
Cuando usted pone el cuidado de su salud en manos de un dentista, él o ella tiene la obligación de ser honrado y confiable. Esto incluye no cobrar de más y la no recomendación o el no desempeño de servicios dentales innecesarios. No es ético que un dentista suba una tarifa a un paciente solamente porque el paciente esté cubierto bajo un plan dental de beneficios.

Revisado: Septiembre, 2013