Lactancia: 6 Cosas que las Mamás Deben Saber sobre Salud Dental

La lactancia es una de las primeras decisiones (y más personales) que una madre toma por su bebé. Puede ayudar a que el cuerpo de tu bebé luche contra las infecciones y reducir riesgos para la salud como el asma, infecciones de oídos, SMSL y la obesidad en niños. Las mamás que amamantan pueden reducir sus posibilidades de desarrollar cáncer de mama y de ovarios. Pero ¿sabías que la lactancia puede impactar la salud dental de ambos, bebé y mamá? Así es cómo:

La Lactancia Puede Contribuir a Construir una Mordida Mejor

Un estudio publicado en junio de 2015 en Pediatrics concluyó que los bebés amamantados exclusivamente durante seis meses son un 72% menos propensos a sufrir de dientes torcidos (maloclusión). Estos bebés son menos propensos a desarrollar mordidas abiertas, mordidas cruzadas y sobremordidas que los bebés que lactan menos de seis meses, o no lo hacen.

Aun así, esto no significa que tu bebé no necesite frenillos algún día. Otros factores, que incluyen la genética, el uso del chupete y el hábito de chuparse el dedo, afectan la alineación de los dientes. “Cada bebé, cada niño es diferente. Este [estudio] parece prometedor, pero esto no significa que los dientes del niño serán perfectos”, dice la Dra. Ruchi Sahota, madre y portavoz de la Asociación Dental Americana. “Lo mejor que mamá puede hacer es llevar a su hijo al dentista y asegurarse de que monitorea la erupción de sus dientes, que los dientes de leche se caigan en el momento adecuado y los dientes permanentes salgan en el momento adecuado”.

 

No Hace Falta que Destetes a tu Bebé Cuando le Salgan los Dientes

Es una pregunta que a menudo aparece en los tableros de anuncios para padres y conversaciones con nuevas mamás: ¿Debo destetar a mi bebé cuando le empiezan a salir los dientes? La respuesta es no, si no quieres.  

La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia durante el primer año de vida del bebé; la Organización Mundial de la Salud anima a las mamás a hacerlo hasta los dos años. “En cuanto a la lactancia, cada niño es diferente, cada madre es diferente”, dice la Dra. Sahota. “Debes dejar de amamantar cuando creas que es mejor para ti y para el bebé, pero no únicamente porque le hayan salido los dientes”.

La Lactancia Reduce el Riesgo de Caries del Biberón

Otro beneficio de la lactancia exclusiva, dice la Dra. Sahota, es un riesgo reducido de caries del biberón, la exposición frecuente, prolongada de los dientes del bebé a bebidas que contienen azúcar. Este tipo de caries a menudo ocurre cuando se acuesta al bebé con un biberón, incluso con aquellos que contienen leche de fórmula, leche materna o jugo de frutas. (Agua está bien, ya que los dientes no serán bañados en líquidos azucarados durante tiempo prolongado). Muy a menudo ocurre en los incisivos superiores, pero otros dientes también pueden ser afectados.

Los Bebés Lactantes También Pueden Sufrir de Caries

Es una de las preguntas más comunes de las madres nodrizas: ¿Puede la leche materna causar caries? Sí, puede. Porque la leche natural, materna, al igual que la leche de fórmula, contiene azúcar. Por eso, lactando o con biberón, es importante cuidar los dientes de tu bebé desde el principio. Unos pocos días después del nacimiento, empieza a limpiar las encías de tu bebé con una gasa húmeda o una toallita a diario. Luego, cepíllale los dientes dos veces al día tan pronto como salgan. Usa pasta dental fluorada en una cantidad no mayor a un grano de arroz.

¿Necesitas una Intervención Dental? Vuelve a Comprobar Tus Medicinas

Si necesitas una intervención dental que requiera de medicación mientras das el pecho, consulta con tu dentista, médico primario y pediatra para asegurarte de que es segura para el bebé. “Es importante saber que hay antibióticos que podemos recetarte que no harán daño al bebé”, dice la Dra. Sahota. “No sólo es seguro ir al dentista estando embarazada y amamantando, es muy importante hacerlo por el bien de la salud de tu hijo.”

Otro recurso útil para las madres nodrizas es la Base de Datos de Medicamentos y Lactancia de la Biblioteca Nacional de EE. UU. (LactMed). Simplemente busca cualquier medicina y obtén información sobre cómo afecta a tu suministro, a tu bebé y si existe una alternativa disponible. Habla con tu médico sobre lo que has averiguado.

Mamá, Cuídate

La Dra. Sahota dice que hay una cosa que ve en las nuevas mamás, tanto si dan el pecho como si no. “Definitivamente veo mamás que, tan simple como suena, no son capaces de cuidarse tan bien como lo hacían antes del bebé”, dice. “Mamás que no se están lavando los dientes tanto como antes, sino lavándose una vez al día o no lavándose en absoluto”.

Dejar de cuidarse los dientes puede llevar a más enfermedades de las encías y caries. La prevención de la caries es crucial para las mamás, e incluso el simple hecho de compartir una cuchara puede transmitir bacterias a la boca de tu bebé. “Es muy importante hacer lo básico: Cepíllate dos veces al día, usa seda dental a diario. Visita a un dentista de ADA regularmente”, dice. “Asegúrate que has prevenido la caries y no tienes caries para no transmitirla a tu bebé”.

La Dra. Sahota dice que también ve más rechinar de dientes (bruxismo) en mamás. “Veo mucha más tensión muscular en el cuello y en la cabeza, lo que hace que nuestras mandíbulas estén un poco más tensas, lo que a su vez hace que rechinemos los dientes”, dice. “Dificultad para dormir cuando estamos embarazadas, lo que puede causar que rechinemos los dientes un poco. Después del nacimiento, el estrés puede aumentar y también puede ser un problema”.

Todas las mamás necesitan hidratarse, especialmente si están dando el pecho. “No beber suficiente agua, lo que es en sí mismo muy peligroso para tu boca”, dice. “Si tenemos la boca seca, nos ponemos en riesgo de enfermedades en la encías, de caries, de tantas cosas”.

Y el último consejo que la Dra. Sahota da a todas las mamás. “Igual que si estuvieras en un avión, debes ponerte la máscara de oxígeno primero, antes de ponérsela a tu hijo”, dice. “Si no estás sana, no tendrás tiempo ni energía de asegurarte de que tus hijos estén sanos también.”

 

Más sobre BocaSana