Parte

Brackets y la ortodoncia

Los brackets y la ortodoncia se utilizan para corregir la "mordedura deficiente" u oclusión dental defectuosa (cuando los dientes están amontonados o torcidos). En algunos casos, los dientes están derechos, pero la mandíbula superior y la inferior no encajan correctamente. Estos problemas de mandíbula o alineación de los dientes pueden ser heredados o podrían ser consecuencia de una lesión, de la pronta o tardía pérdida de dientes, o de chuparse el pulgar.

Si tiene una mordedura deficiente, el dentista podría recomendar brackets u otro tipo de ortodoncia para enderezar su sonrisa. Al corregir el problema, se obtiene una bonita sonrisa, pero lo que es más importante, una ortodoncia significa una boca más sana. Si no se corrige una mordedura deficiente, podrían surgir otros problemas de salud bucal, entre ellos:

  • Caries dental
  • Enfermedad de las encías
  • Pérdida de dientes
  • Masticación y habla afectadas
  • Desgaste inusual del esmalte dental
  • Problemas de mandíbula

Existen distintas formas de enderezar los dientes. El tipo de tratamiento ortodóntico que siga dependerá de sus preferencias y de las opciones que le proponga su odontólogo u ortodoncista. Los brackets tradicionales realinean los dientes aplicando presión. Por lo general, se trata de pequeños brackets adheridos a los dientes, conectados mediante un alambre, que periódicamente el dentista u ortodoncista aprieta para, de forma gradual, mover los dientes y la mandíbula. Pueden ser de metal o del color de los dientes. A veces se colocan detrás de los dientes. Los alineadores extraíbles son otra opción para el tratamiento de problemas dentales.

El tratamiento ortodóntico puede proporcionárselo el dentista o el ortodoncista, un dentista que se especializa en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las irregularidades dentales y faciales. Dependerá de la experiencia en ortodoncia del dentista y de la gravedad del caso.

Puesto que la mordedura deficiente se puede observar entre los 6 y los 12 años, la ortodoncia a menudo comienza entre los 8 y los 14 años. El hecho de iniciar el tratamiento mientras el niño está creciendo contribuye a generar mejores resultados. Eso no significa que los adultos no puedan tener brackets; los dientes sanos se pueden someter a un tratamiento dental a cualquier edad.

Los planes de tratamiento varían en función del caso, pero la mayoría de las personas están en tratamiento de uno a tres años. A continuación, llevarán durante algún tiempo un retenedor que mantendrá los dientes en su nueva posición. Los brackets actuales son más cómodos que nunca. Los nuevos materiales aplican una fuerza suave y constante para mover los dientes y, por lo general, requieren menos ajustes.

Mientras tenga brackets, es importante seguir una dieta equilibrada para la salud de los dientes. Por supuesto, una dieta sana siempre es importante, pero comer muchos alimentos azucarados puede hacer que la placa se acumule alrededor de los brackets y manchar o dañar de forma permanente los dientes. Evitar alimentos como las palomitas, las mazorcas de maíz, los chicles, las manzanas enteras y otros alimentos pegajosos también es una buena idea. Pregunte a su dentista por los alimentos que debe evitar mientras esté en tratamiento.

No todos nacemos con sonrisas hermosas, pero con una buena higiene bucal rutinaria y la pequeña ayuda de la ortodoncia, puede tener una sonrisa bella y saludable. Puede obtener más información sobre ortodoncistas y ortodoncias en el sitio web de la American Association of Orthodontists.