Parte

Dientes de leche


Child showing their baby teeth

Los dientes de leche, que también se llaman "dientes infantiles", son tan importantes como los dientes adultos. Los dientes de leche suelen empezar a aparecer cuando el bebé tiene entre seis meses y un año. Ayudan a los niños a masticar y a hablar. También hacen sitio en las mandíbulas para los dientes permanentes que crecen bajo las encías. La ADA recomienda que un dentista examine a un niño en el plazo de seis meses desde que sale el primer diente y, a más tardar, antes del primer aniversario. Una visita al dentista a una edad temprana es una revisión normal para los dientes. Además de comprobar si presentan caries dental u otros problemas, el dentista puede enseñarle a limpiar los dientes del niño correctamente y a evaluar los hábitos nocivos, como chuparse el pulgar.

Cuando los dientes aparecen, algunos niños pueden tener llagas o encías doloridas. Frotar con suavidad las encías del niño con un dedo limpio, una cuchara pequeña y fría o una gasa húmeda puede reconfortarle. También puede darle un mordedor para que lo muerda. Si el niño continúa mostrándose malhumorado o tiene dolor, consulte con su dentista o médico. La mayoría de los niños tiene el conjunto completo de los 20 dientes de leche a los tres años.