Parte

Ansiedad

¿Se pone nervioso sólo con pensar en ir al dentista? Con los numerosos adelantos de la odontología, el diagnóstico y el tratamiento son más complejos y cómodos que nunca.

Estos son algunos consejos acerca de cómo puede reducir su ansiedad dental:

  • Comparta su ansiedad. Si se siente tenso o ansioso, dígaselo al dentista y a su equipo. Al compartir sus preocupaciones con él, el dentista podrá adaptar el tratamiento a sus necesidades.
  • Ayúdese a sí mismo. Elija un momento para la visita al dentista en el que sea menos probable que tenga prisa o se encuentre bajo presión. Para algunas personas, lo mejor es una cita en sábado o a primera hora del día.
  • Lleve auriculares. Si el sonido del torno le molesta, traiga auricularespara poder escuchar su música preferida. Algunas consultas hasta tienen televisión o reproducen algún DVD. Durante la consulta, intente verse a sí mismo relajándose en una cálida playa.

Para muchos, estas técnicas hacen maravillas. Póngalas en práctica en su próxima visita.