Parte

Las Preocupaciones

Enfermedad de las Encías

La enfermedad de las encías es una inflamación de los tejidos que sujetan los dientes. Si es grave, puede destruir los tejidos y los huesos, lo que puede llevar a la pérdida de dientes. La enfermedad de las encías está causada por la placa, una película de bacterias pegajosa que se forma constantemente en los dientes. Si la placa no se elimina, puede convertirse en un cálculo (sarro). Cuando se forma sarro encima o debajo de la línea de las encías, se hace más difícil cepillar y limpiar entre los dientes. Esta acumulación de placa y sarro puede conducir a la enfermedad de las encías. La primera fase de la enfermedad de la encías se denomina gingivitis, que es la única fase reversible.

Si no se trata, puede dar lugar a una enfermedad periodontal o de las encías más grave y destructiva llamada periodontitis. Es posible padecer periodontitis y no presentar síntomas de alerta. Este es uno de los motivos por los que las revisiones dentales habituales y las exploraciones periodontales son tan importantes. Los métodos de tratamiento dependen del tipo de enfermedad y de hasta qué punto haya avanzado la afección. Una buena higiene bucal en casa es esencial para evitar que la enfermedad periodontal se agrave o reaparezca. Cepíllese dos veces al día, límpiese entre los dientes a diario, siga una dieta equilibrada y programe visitas al dentista regularmente para tener una sonrisa sana toda la vida.

Rechinamiento de los Dientes

Rechinar los dientes: la acción de rechinar los dientes, también llamada bruxismo, ocurre a menudo inconscientemente mientras se duerme. Puede causar graves daños a los dientes, la mandíbula y los músculos relacionados. Aunque a menudo se asocia al estrés, el hecho de rechinar los dientes también puede deberse a trastornos del sueño, a una mordedura anómala o a dientes ausentes o torcidos. El tratamiento que elija el dentista dependerá de la causa del problema, pero podría recetarle un protector bucal para proteger sus dientes mientras duerme.

ATM

La articulación temporomandibular (ATM) es una de las articulaciones más complejas del cuerpo. Cualquier problema que impida que la ATM funcione correctamente puede dar lugar a un trastorno doloroso, también denominado trastorno de la ATM. La causa exacta de un trastorno de la ATM es a menudo poco clara, pero entre las posibles causas pueden estar la artritis, las dislocaciones, lesiones y/o afecciones relacionadas con la alineación o el hecho rechinar de dientes por el estrés.

Algunos de los síntomas pueden ser:

  •  Dolor en el interior y alrededor del oído
  •  Molestias en la mandíbula
  •  Chasquidos al abrir la boca
  •  Dolores de cabeza y de cuello

Puede contribuir a evitar el trastorno de la ATM utilizando un protector bucal para no rechinar los dientes. Si está experimentando periódicamente dolor facial o en la mandíbula, consulte al dentista. Tanto cuando se rechinan los dientes como cuando se padece trastorno de la ATM, si la causa es el estrés, encuentre una manera de relajarse. El ejercicio, los relajantes musculares o la fisioterapia pueden ayudar.

Endodoncias

A veces una caries es demasiado profunda para que pueda arreglarse y puede requerir una endodoncia. Los tratamientos endodónticos se utilizan para encontrar la causa y tratar los problemas del núcleo blando del diente, conocido también como pulpa dental. La pulpa proporciona nutrientes y nervios a los dientes, ya que llega hasta la raíz. Cuando la pulpa está enferma o dañada, el tejido pulpar muere. Si no se elimina, el diente se infecta y se corre el riesgo de perderlo. Durante un tratamiento de endodoncia, el dentista elimina la pulpa y limpia y sella la raíz para protegerla. A continuación, coloca una corona sobre el diente para reforzarlo y protegerlo.

Sensibilidad

Si los alimentos calientes o fríos hacen que se estremezca, es posible que tenga un problema dental habitual: dientes sensibles. La sensibilidad dental puede producirse por varias razones, entre ellas:

Los dientes sensibles pueden tratarse. El dentista podrá recomendarle una pasta dentífrica desensibilizante o un tratamiento alternativo basado en la causa de su sensibilidad. Una higiene bucal adecuada es la clave para evitar el dolor de dientes sensibles. Consulte al dentista si tiene alguna pregunta sobre sus actividades diarias de higiene bucal o dudas sobre la sensibilidad dental.

Blanqueamiento

En algún momento, es posible que se piense blanquearse los dientes para mejorar su sonrisa. El blanqueamiento es un proceso que hará que sus dientes parezcan más blancos. Antes de blanquearlos, le recomendamos que hable con su dentista para determinar el tratamiento de blanqueamiento más adecuado para usted y si sus dientes y encías están suficientemente sanos para someterse a un procedimiento blanqueador. Esto es especialmente importante si tiene empastes, coronas o manchas muy oscuras en los dientes.

Entre los métodos blanqueadores se encuentran:

  • Blanqueamiento en la consulta. Se aplica un agente blanqueador a los dientes y se usa una luz especial para aumentar la acción del mismo.
  • Blanqueamiento en casa.Blanqueadores con peróxido que blanquean el esmalte dental. Por lo general, se trata de un gel que se coloca en un protector bucal.
  • Pastas dentífricas blanqueadoras. Aunque todas las pastas dentífricas ayudan a eliminar las manchas de la superficie, las pastas "blanqueadoras" que llevan el sello de aceptación de la ADA tienen un compuesto químico o agentes de pulido especiales que son más efectivos a la hora de eliminar las manchas y no alteran el color natural de los dientes.