Parte

Hábitos Saludables

Cepillarse y Limpiarse con Seda Dental

¿Quieres evitar la caries? La manera de conseguirlo es cepillarse los dientes dos veces al día, limpiarse con seda dental una vez al día y limitar las meriendas y las bebidas azucarados. Es sencillo pero a veces uno está muy ocupado y puede tener la tentación de pasarlo por alto. No lo hagas. Una sonrisa radiante te hace sentir bien por dentro y por fuera.

Algunos consejos para proteger tu sonrisa:

Selladores

Los selladores dentales son un tipo de revestimiento de plástico especial que protege los dientes actuando como barrera en las zonas propensas a la caries. Se suelen aplicar en las superficies de masticar de los dientes posteriores y, a veces, se utilizan para cubrir orificios y hendiduras en otros dientes. . Sellar un diente es rápido y prácticamente no hay ninguna incomodidad. Mientras el sellador siga intacto, la superficie del diente estará protegida contra la caries. Los selladores aguantan la fuerza de una mordida normal, aunque a veces es necesario volver a aplicarlos. Habla con tu dentista sobre los selladores. Recuerda: solo porque tengas selladores, no significa que no tengas que cepillarte y utilizar la seda dental todos los días. ¡Los selladores son una protección adicional contra la caries!

Protectores Bucales

Si practicas un deporte o te gustan actividades como el patinaje en línea, es una buena idea utilizar un protector bucal. Puede que resulten raros al principio, pero los protectores bucales son lo mejor que puedes hacer para evitar romperte o perder los dientes. Los protectores amortiguan golpes que, de otro modo, provocarían heridas en los labios y la cara y, a veces, incluso fracturas de mandíbula. Habla con tu dentista sobre los protectores bucales hechos a medida y autoajustables que se pueden comprar en las farmacias.