Parte

Las Preocupaciones

Los Brackets

Si tus dientes están torcidos, se pueden enderezar con los brackets. Estos pueden ayudar a mejorar tu sonrisa y alinear tus dientes. También pueden mejorar la salud general y la salud oral porque, a veces, los problemas ortodónticos pueden hacer que sea difícil morder y masticar, e interferir con el acto de comer. Además pueden fomentar la aparición de cariesla enfermedad de las encías al dificultar la limpieza de los dientes. Los frenos tienen diferentes estilos, incluidos los de plástico del color de los dientes, que se notan menos, o los frenos tradicionales de metal. También se pueden utilizar retenedores desmontables transparentes. Habla con tu dentista para ver cuál es la mejor opción para ti.

Dientes del Juicio

Los dientes del juicio, también denominados terceros molares, se llaman así por ser los últimos dientes que salen durante la edad adulta joven, la época de la vida en que se gana madurez, esto es, “juicio”. La mayoría de las personas tienen sus dientes permanentes a los 13 años. Los dientes del juicio suelen aparecer en la boca entre los 17 y los 21 años. A veces no tienen suficiente espacio para salir con normalidad o se encuentran en una posición incorrecta para salir derechos. Cuando eso sucede, el dentista podrá referirse a ellos como “afectados” y puede que deba extraerlos.

No a todo el mundo le salen los dientes al mismo tiempo. Por eso es importante ver al dentista regularmente, de modo que pueda supervisar el avance de los dientes del juicio. Cada paciente es único, pero en general, puede que sea necesario extraer los dientes del juicio cuando existan pruebas de cambios en la boca tales como:

• dolor
• infección
• quistes
• tumores
• daños en los dientes adyacentes
• enfermedad de las encías
• caries dental (si no es posible ni deseable restaurar el diente)

El dentista o especialista también podrá recomendar extraer los dientes del juicio a fin de evitar problemas o por otros motivos, como cuando hay que extraerlos para colocar brackets, tratar las encías u otros procedimientos dentales.

El Tabaco y Fumar

Sabes que fumar es perjudicial para la salud, de modo que no debería sorprenderte que los cigarrillos y el tabaco para mascar también sean dañinos para la salud bucal. Por ejemplo, pueden causar mal aliento, pero eso es solo el comienzo. Otros posibles impactos en la salud bucal son:

• Dientes y lengua manchados
• Pérdida del sentido del gusto y el olfato
• Curación lenta tras la extracción de un diente o después de otra cirugía
• Dificultad a la hora de corregir problemas dentales estéticos
Enfermedad de las encías
Cáncer bucalComo puedes ver, las posibles consecuencias para la salud bucal van mucho más allá del mal aliento. Dejarlo es la única forma de reducir el riesgo de sufrir estos y otros problemas de salud relacionados con el tabaco. La capacidad adictiva de la nicotina, que se encuentra en cigarrillos, puros y tabaco de mascar, puede hacer que esto sea especialmente difícil. Por eso es importante disponer de un plan y una red de apoyo, personas que te ayuden a cumplir tu propósito. Escribe tus razones para dejarlo. El entrenamiento, los chicles y mantenerte ocupado pueden ayudarte a dejarlo.

En definitiva: un ambiente sin humo es más sano para ti y para los que te rodean. Haz un plan para dejarlo, cúmplelo y empieza a llevar una vida más sana. El Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas considera que la nicotina es la causa evitable de la enfermedad, discapacidad y muerte en los EE.UU. Para obtener sugerencias sobre cómo dejar de fumar o ayudar a su hijo dejar de fumar, visite Smokefree.gov.

Piercings en la Boca

Un piercing en el labio o la lengua puede resultar atractivo, pero puede ser peligroso para la salud. Esto se debe a que la boca contiene millones de bacterias y es normal que los piercings en la boca provoquen infecciones o hinchazón. Por ejemplo, la boca y la lengua podrían hincharse tanto como para cerrar la vía respiratoria. También podrías ahogarte si una pieza se rompe en la boca o rompe un diente si muerdes con demasiada fuerza un piercing.

Boca de Metanfetamina

La boca de metanfetamina, un término que designa los daños en la salud bucal y dental causados por la metanfetamina, una droga muy adictiva e ilegal, es uno de los muchos efectos devastadores que esta droga puede tener sobre la salud de quienes la consumen. La metanfetamina es un potente estimulante del sistema nervioso central que puede provocar falta de aliento, hipertermia, náuseas, vómitos, diarrea, latidos del corazón irregulares, presión arterial elevada, daños cerebrales permanentes y caries dental galopante. Algunos consumidores describen sus dientes como “ennegrecidos, manchados, podridos, rotos o que se caen”. A menudo, los dientes no se pueden salvar y deben ser extraídos.

Para obtener más información, visita National Institute on Drug Abuse.

Trastornos Alimentarios

Los trastornos alimentarios se deben a diversos problemas físicos, emocionales y sociales complejos. También pueden ser devastadores para su salud bucal. Más de 10 millones de estadounidenses se ven afectados por trastornos alimentarios graves como la anorexia, la bulimia y el trastorno alimentario compulsivo, según National Eating Disorders Association. Estos trastornos alimentarios también pueden afectar a la salud bucal de una persona. Sin la nutrición adecuada, las encías y otros tejidos blandos del interior de la boca pueden sangrar con facilidad. Las glándulas que producen la saliva pueden hincharse y las personas pueden sufrir de sequedad bucal crónica. Vomitar con frecuencia también puede afectar a los dientes. Eso se debe a que, cuando los fuertes ácidos estomacales entran en contacto con los dientes de forma repetida, el esmalte dental puede perderse hasta el punto de que los dientes cambien de color, forma y longitud. Los bordes de los dientes se vuelven más delgadas y se rompen con facilidad. Si padeces un trastorno alimentario, es importante que hables con un profesional de la salud.