¿Por qué elegir un miembro ADA?

Mantener la boca sana es esencial para la salud general, y tener una buena relación con el dentista es clave. La profesión dental ocupa un lugar especial de confianza en la comunidad y las mejores relaciones paciente-doctor se basan en la confianza. Cuando usted elige a un dentista miembro de ADA, está eligiendo a un dentista que tiene acceso a vasta información y recursos actualizados, y que ha aceptado seguir los Principios Éticos y el Código de Conducta Profesional de ADA y ha hecho la promesa profesional de dar prioridad a su salud y bienestar.

Adoptado por ADA en 1866, el  Código de ADA  es revisado constantemente. Aunque las obligaciones legales y éticas están relacionadas, no son las mismas. Las obligaciones éticas pueden, y a menudo lo hacen, exceder los deberes legales.




Este es un desglose de las 5 promesas que los dentistas de ADA hacen en los Principios Éticos y el Código de Conducta Profesional de ADA y de lo que usted puede esperar en su próxima cita.

Respeto por los Deseos y Necesidades de un Paciente

Como paciente, tienes el derecho a ser involucrado en las decisiones sobre el tratamiento y a esperar privacidad y confidencialidad. "El código recuerda a todos los dentistas que tienen la obligación de poner al paciente primero, a involucrarlo en las decisiones sobre el tratamiento de una forma significativa y a tratar al paciente teniendo en cuenta sus deseos, siempre que esos deseos estén dentro de los límites de tratamiento aceptado”, dice la Dra Linda Himmelberger.

No Hacer Daño

La obligación de tu dentista es mantenerte sano y seguro. Parte de ello es mantener sus conocimientos y habilidades actualizadas y referirte a especialistas cuando sea necesario. “No ‘Hacer Daño’ es realmente la Regla de Oro”, dice la Dra. Jane Gillette. “Los dentistas practican ‘No Hacer Daño’ de muchas maneras, pero una expresión universal es su dedicación a mantener conocimientos y habilidades al día. Nuevos conocimientos científicos y nuevas tecnologías pueden surgir rápidamente. Como respuesta, los dentistas completan un tremendo número de horas en educación continua anualmente para proveer a sus pacientes con el más alto nivel de atención eficaz y segura basada en conocimientos científicos”.

Hacer el Bien

Esto significa que tu dentista provee tratamiento de alta calidad y a tiempo, a la vez que tiene en cuenta tus necesidades, deseos y valores. “Hacer el bien para un dentista significa tratar a cada paciente como un individuo y hacer cualquier cosa que sea en su mejor interés. Discutimos opciones de tratamiento juntos para llegar a un acuerdo sobre qué es lo mejor”, dice la Dra. Cathleen Taylor-Osborne, Directora de la Oficina de Salud Oral de la Agencia de Salud y Medio Ambiente de Kansas. “Es importante también aplicar pruebas científicas al bien público, como la fluoración”.

Imparcialidad

Tu dentista no discrimina y proveerá cuidado dental sin prejuicios. “Todo el mundo es tratado de forma justa, sin importar raza, credo, religión, trasfondo socioeconómico, etnia o condiciones de salud actuales”, dice la Dra. Taylor-Osborne.

Honradez

Las mejores relaciones doctor-paciente se basan en la confianza y en la honestidad. “La honradez en el tratamiento es vital”, dice la Dra. Taylor-Osborne. “Una vez que tu dentista y tú tienen esa confianza, pueden ser socios, lo que ayudará a ambos a ganar mucho terreno para avanzar”.

Más sobre MouthHealthy